El suicidio es un problema de salud que se ha agudizado de forma continua con el paso de los años en México, en las últimas tres décadas, la tasa de suicidios en el país se cuadruplicó y pasó de un promedio de 2 a 7.6 personas que se quitan la vida por cada 100 mil habitantes.

De acuerdo a datos del INEGI, difundidos previo al Día Mundial para la Prevención del Suicidio que se celebra hoy, 5 mil 718 personas se quitaron la vida en el país, en el 2011, en su mayoría las cifras corresponden a jóvenes de entre 15 a 24 años.

Según el reporte del instituto mencionado, cerca del 80 por ciento de los suicidios fue cometido por hombres.

Y el método más común para quitarse la vida es el ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación, sin embargo, estudios han demostrado que en la adolescencia, las mujeres son más propensas a ideación suicida, así como a tener síntomas depresivos, en comparación con los varones.

Los datos arrojados por el INEGI también indican que la mayoría de los actos suicidas han sido cometidos por personas que no tienen trabajo y que cuentan con escolaridad de secundaria completa.