Ejercicio, masajes y dietas circulan en la red para lograr el cuerpo de modelo o los músculos de actor de cine. Ahora, en Internet se ha puesto de moda el subir fotos de las piernas, específicamente de muslos delgados, juntos que dejen un espacio entre ambas extremidades, el Thigh Gap está en pleno apogeo.

Según recoje el Good Morning América, en entrevista con cuatro adolescentes, el tema del Thing Gap es un «asunto de niñas, a los chicos no les importa, ni saben qué es».

El »espacio entre los muslos» como podíamos definirlo, es una nueva ‘obsesión’ -como lo califican el Huff Post y el Daly Mail- que interesa a chicas preocupadas por su apariencia.

En las redes sociales, específicamente en Tumbrl, se publican tutoriales, enlaces y cientos de fotos de chicas con piernas delgadas mostrando el »espacio» tan codiciado por algunas otras.

Mientras, en YouTube circulan videos de rutinas de ejercicio enfocadas en reducir las dimensiones de las piernas y ayudar a »marcar» la zona. Pero el asunto va más allá, también en el sitio de videos y en la red social existen imágenes de cirugías y procedimientos médicos para hacer más escuálidos los muslos.

En Facebook, los grupos y páginas de fans cada vez son más, The thing Gap Hack tiene más de tres mil seguidores y en su biografía se puede leer: «Aquí puede encontrar trucos sobre cómo perder músculo o grasa obstinada para conseguir más delgados y pequeños muslos, así como piernas más tonificadas y delgadas.»

The Thigh Gap Hack publica un artículo en donde explica las nueve razones por las que una mujer quiere el »espacio entre los muslos», y enumera: Los jeans skinny o estrechos son para chicas con piernas delgadas; dos, poder cruzar las piernas con facilidad; tres, poder usar minifaldas; cuatro, no más rozaduras en la entrepierna; cinco, los hombres lo encuentran súper sexy; seis, las chicas se ven sensuales con medias o calentadores; siete, estilizar la figura y se ven más altas; ocho, poder usar shorts y nueve dejar de usar fajas.

Los medios internacionales mencionan que la composición de una mujer difícilmente puede lograr estrechar el espacio entre sus piernas. Por ello resultan ser más obstinadas en cuanto a las rutinas de ejercicio, dietas o cirugías.