La niña paquistaní Malala Yousafzai, que sufrió un intento de asesinato por los talibán paquistaníes por defender el derecho de las niñas a la educación, ha sido elegida este jueves como la ganadora del Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia de la Eurocámara este año.

Los 750 diputados de la Eurocámara se han puesto en pie al escuchar su nombre. Malala partía como favorita dado que su nominación fue promovida por los tres grupos mayoritarios en la Eurocámara: el grupo del Partido Popular Europeo, el grupo de los Socialistas y Demócratas y la Alianza de Liberales y Demócratas.

El presidente del Parlamento Europeo ha destacado su satisfacción por que se haya premiado a «una niña que ha demostrado tener más coraje que muchos adultos”.

«Malala tiene el coraje de levantar la voz por los derechos de las niñas y además anima al resto a que sigan su ejemplo pese a vivir en mundo dominado por los hombres», ha defendido.