El mexicano Andrés Guardado se reincorporó a los entrenamientos del PSV Eindhoven y recibió una bienvenida muy especial por parte del equipo y los aficionados.

Para reconocer al mexicano por haber ganado la Copa Oro y haber sido escogido como mejor jugador del torneo, decena de aficionados se congregaron en las instalaciones del PSV y recibieron a Guardado con aplausos en su camino al campo de entrenamiento.

Pero eso no fue todo, ya en el campo sus compañeros de equipo le hicieron un pasillo y le aplaudieron. Sin duda, Guardado es ídolo en Eindhoven.