La exesposa y empresaria del recién fallecido, Jorge Vergara, Angélica Fuentes, se defendió de las acusaciones sobre un supuesto envenenamiento contra quien fuera propietario de las Chivas de Guadalajara, esto semanas después que la noticia hizo un gran eco alrededor de diferentes medios de comunicación.

“No [lo envenené]. Fue otra terrible y gran mentira para sumarle a esa campaña en mi contra, hay cosas que no puedo comentar públicamente, porque firmamos un acuerdo, y me llama la atención que a la muerte de Jorge (15 de noviembre 2019), inmediatamente un día después, un reportero de deportes saca una nota en Los Ángeles -donde vivo con mis hijas-, pero retoma una información del 2015 que sacaron Jorge [Vergara] y su abogado. Empieza una campaña en mi contra, llamándome ‘asesina’, para mí cruzaron a un lugar insospechado, es una campaña bien organizada”, explicó la empresaria en entrevista con el programa Los Periodistas, de la Octava.

Por otro lado, Fuentes indicó que su mayor preocupación luego de la muerte de Vergara es que sus dos hijas de aquel matrimonio hayan sido contempladas en el testamento.

“Espero que se haga justicia para mis hijas, que tengan lo que verdaderamente les corresponden, por ser dos de los cinco hijos de Vergara. Eso implica, sencillamente, que Jorge haya hecho lo correcto y lo justo para sus cinco hijos, que les haya dado lo que corresponde a cada uno. Voy a buscar justicia para ellas, no nos han contactado [la familia de Vergara] en estos años que estuvimos separados y ahora que falleció”.

De igual forma relató cómo vivió el día en que Vergara Madrigal perdió la vida a los 64 años de edad, por un paro cardiorrespiratorio; “Eran como las cuatro de la tarde en México, yo estaba en una reunión en los Ángeles. Se me fue el corazón a los pies, me entró un dolor muy profundo por mis hijas, porque me hubiera gustado que Jorge le hubiera hecho una llamada a mis hijas, tenía casi cuatro años sin una llamada, Valentina pasó cuatro cumpleaños sin una llamada de su papá. Otra gran terrible mentira que se dijo, fue que yo no lo dejaba ver a sus hijas”.