El campeón sin corona. Así es como miles de mexicanos consideran a Daniel Corral, quien llegó a las Semifinales del Exatlón, pero no logró conquistarel título del reality show; sin embargo, el gimnasta mexicano atesora el cariño ganado de la gente como el mejor premio.

“Claro que me quedé con la espinita de no llegar a la Final, pero lo más importante muchas veces no es ganar un título, una medalla o un trofeo, a veces lo más importante es ganar el cariño de la gente, su corazón. Agradezco de todo corazón a toda la gente que me defendió y me apoyó en todo momento”, señaló Daniel en entrevista con RÉCORD.

Además de considerar a Exatlón como el medio perfecto para distraerse de su rutina diaria como gimnasta, el olímpico mexicano confesó que no tenía idea del gran impacto que el programa tuvo en México, del cual considera a Ernesto Cázares como el justo vencedor.

“Exatlón fue el medio perfecto para desenvolverme, para distraerme de la rutina diaria que he hecho durante 25 años en gimnasia. Ahora que llegamos a México estamos viendo el impacto que tuvo el programa. Tuve la grata experiencia de que un pequeñito se me haya acercado y me haya dicho que quiere ser como yo cuando sea grande. Ese tipo de cosas no tienen precio”.

“Por supuesto que Ernesto es merecedor de haber ganado. A sus 18 años es impresionante la energía que tiene, me recuerda mucho a cuando yo tenía su edad, me quería comer al mundo, no me daba miedo nada. Estoy contento y orgulloso de él”, concluyó Corral.