Por Camila Ramírez

SANTIAGO (Reuters) – La selección colombiana tiene una gran oportunidad de ganar su primera Copa América fuera del país ya que cuenta con una generación con experiencia en torneos importantes, dijeron sus futbolistas, aunque matizaron la euforia de los hinchas al decir que no se sienten favoritos para la competencia.

Colombia, que ganó su única Copa América en 2001 cuando fue anfitrión, arribó la madrugada del viernes a Santiago y durante la tarde realizaba su primera práctica en suelo chileno en el estadio San Carlos de Apoquindo, perteneciente al club local Universidad Católica.

«Sabemos que esta es una linda oportunidad, es un reto bonito pero complicado, porque todas las selecciones se preparan muy bien, con grandes jugadores, por eso queremos hacer nuestro trabajo, partido a partido», dijo tras llegar a Santiago el arquero del Arsenal inglés Darío Ospina.

Colombia enfrentará el domingo en Rancagua a Venezuela en su debut en el Grupo C, que también integran Brasil y Perú.

«La experiencia que nos ha dejado la Copa del Mundo ha sido grande y hemos seguido creciendo, madurando, en un proceso de cambio de mentalidad. No queremos conformarnos, queremos seguir marcando una nueva historia, es un anhelo de darle alegría a la gente», sostuvo por su parte el defensor Carlos Valdés.

Sin embargo, en la selección «cafetera» destacan que la etiqueta de favorita que muchos le entregan a Colombia en el torneo es algo creado por los hinchas, ya que pese a llegar a cuartos de final del último Mundial no se sienten más que sus rivales.

«El favoritismo es la emoción de la gente por lo que ve en la cancha, por cómo juega Colombia y lo que ha demostrado en los últimos años, pero en el interior nos sentimos igual que todas las selecciones», dijo Valdés, del Atlético Nacional de su país.

(Escrito por Rodrigo Charme, editado por Javier Leira)