(Agencias)

Un milagroso regreso por parte de Bradley Roby a un fumble de Jamaal Charles, le dio el triunfo 31-24 a los Broncos de Denver sobre los Jefes de Kansas City, en los últimos instantes del partido en el Arrowhead Stadium, donde dio inicio la segunda semana de la temporada de la NFL.

Peyton Manning, quarterback de los Broncos, se vio frenado por la defensiva de los locales en todo el partido, pero cada vez que se veía superado en el marcador, sacaba una jugada de la manga para empatar el partido.

Dos pases de anotación para Emmanuel Sanders y uno más para Virgil Green fueron suficientes para igualar el marcador 24-24 cuando faltaban segundos en el reloj.

Todo pintaba para que el juego se fuera a tiempos extra, pero cuando los Jefes iban por un gol de campo, Charles dejó caer el ovoide y Roby corrió 21 yardas hasta las diagonales, dándole el triunfo agónico al Ejército Naranja.

Al final, la fiesta fue para Manning y su equipo, que acumularon su victoria 13 consecutiva sobre equipos de la misma división. El mariscal de los Broncos lanzó 26 pases completos de 46 intentos, para sumar 256 yardas, 3 touchdowns y 1 intercepción. Alex Smith, QB de Kansas City, completó 16 de 25 para 191 yardas, 0 anotaciones y 2 intercepciones.