Los Juegos Panamericanos son para los atletas una competencia en la que la exigencia está a tope para alcanzar la gloria. Una medalla se traduce en el esfuerzo y sacrificio que han tenido para llegar a estas instancias y eso tiene su plus. Algunos gobiernos de países participantes de Lima 2019 alentarán a sus deportistas con premios que van desde becas hasta un departamento.

Como país anfitrión, Perú ha buscado marcar historia en todo lo que involucra la competencia continental. El gobierno ha decretado que cada deportista que logre colgarse un metal será acreedor de un departamento de los recién construidos en la Villa Panamericana.

Sin importar el color del metal, los peruanos como Christian Pacheco y Gladys Tejeda (Oro en Maratón), Hugo del Castillo (Plata en Taekwondo) y Leodan Pezo (Bronce en Box), entre otros, recibirán en los próximos meses las llaves de un nuevo hogar de 75.83 metros cuadrados producto de su esfuerzo.

En Argentina, por ejemplo, realizaron una propuesta con la Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard) otorgará premios económicos a sus medallistas. Las especificaciones van de acuerdo al tipo de deporte, individual o por equipo y es dirigido para atletas y entrenadores (al 50 por ciento). Para el Oro son 4 mil 500 dólares y 45 mil 500 para los equipos que deben ser repartidos, con la Plata son 2 mil 700 dólares y 27 mil 300 por grupo, finalmente con el Bronce se destinará mil 700 dólares y 17 mil en equipo, ninguno es acumulativo.

Colombia aún no acuerda el monto exacto para premiar a sus ganadores, sin embargo, el compromiso de una ayuda está de palabra y por lo general en ediciones pasadas los han tabulado entre 10-15 mil dólares más becas por parte de gobiernos de ciudades.

En lo que respecta a México, hasta el momento no se ha hecho oficial un presupuesto para premiar a los deportistas, la titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, Ana Gabriela Guevara destacó, ya con la competencia avanzada, que no hay alguna aprobación para planificar los montos y especificaciones como el acumulado de preseas.

«Estamos con la propuesta, pero no la han autorizado. No hay nada oficial para estímulos. No hay tiempos ni cantidades ni estipulado nada. Hay ponerlo ponerlo en la mesa», dijo.

Cabe destacar que en la edición de Toronto 2015, la Delegación Mexicana tampoco recibió incentivos por la negación del entonces responsable de la Conade, Alfredo Castillo.