BRASILIA, BRASIL.- En cuartos de final, México se enfrentará este domingo a la República de Corea, que se impuso el lunes 1-0 a Angola.

El conjunto mexicano se vio incesante en el primer tiempo. Generó un par de jugadas de peligro, pero que al final los protagonistas no pudieron concretar como el caso de Efraín Álvarez, quien en su mano a mano con el arquero Suzuki perdió la oportunidad de anotar.

Si bien el juego fue dinámico con un Japón que provocó al arquero mexicano Eduardo García y faltó al respeto a la zaga, no tuvo la oportunidad de concretar las llegadas ante el buen repliegue nacional. En los primeros 45 minutos, Álvarez fue el más peligroso.

El atacante que milita en el Galaxy de Los Ángeles lleva tres goles en esta Copa del Mundo y ha sido pieza clave en el esquema del timonel Marco Antonio Ruiz, quien le ha brindado la confianza para generar el mayor peligro y en este juego lo demostró.

Mientras que por las bandas, Bruce El-Mesmari estuvo participativo por la pradera derecha y se impuso en la jugada hombre a hombre, pero en la definición le faltó el último toque.

Para el segundo tiempo, Japón volvió a repetir la misma dosis. Con llegada por el centro bajo la conducción de Yosuke Murakami y acompañado de Kakeru Yamauchi, quien trató de conectar para tomar ventaja.

Poco a poco el cuadro mexicano comenzó a tomar el control de terreno y al minuto 57, llegó la anotación de Eugenio Pizzuto, quien sin titubear, disparó para el primer tanto de la tarde. Ese gol hizo despertar a los asiáticos que se fueron arriba con mejor visión. Sin embargo, sufrieron para inquietar el arco mexicano.

Los cambios hechos por «El Chima» Ruiz dieron balance al cuadro mexicano y al 74, el santista Santiago Muñoz sacó un disparó cruzado desde fuera del área y con ello sentenció el marcador.

Ya en la recta final, el cuadro japonés se fue al ataque, pero como en el desarrollo del juego, no pudo terminar las jugadas ante el buen parado defensivo. México trabajó bien el partido desde el inicio y, a pesar de que no era favorito, cumplió con la misión de seguir con vida en la cita.

FELIZ SANTIAGO MUÑOZ
«Es lo que veníamos buscando, estar en la siguiente fase y ahora que lo logramos, toca prepararnos para el siguiente partido ante Corea», comentó.

El jugador de Santos consideró que lo importante fue salir sin temor y desde luego jugar un futbol aplicado por el técnico Marco Ruiz para anular las acciones de los japoneses.

Sobre el segundo gol, el jugador sostuvo que es un logro personal, pero el cual ayudó en lo colectivo. «Estoy muy feliz por el gol. Se lo dedico a mi familia», finalizó.