En tan sólo cuatro meses, André-Pierre Gignac se ganó el cariño y la admiración de la gente en Monterrey y también en el fútbol mexicano.

Muchos se preguntaron: ‘¿Por qué un jugador francés volteó a ver a México?’; y aquí el porqué de la decisión del refuerzo de los Tigres de la UANL.

“En este tiempo Europa no está bien, me estoy viniendo porque hay mucha inseguridad, hay mucha guerra de religiones, es muy pesado para la gente. Aquí es increíble, yo me siento muy bien, mi familia también.

“Aquí hay jugadores que me dicen ¿cómo es Europa?, y yo quiero cambiar de vida, quiero vivir lejos de Europa, de todo eso”, expresó.

La situación que vivió Francia el pasado 13 de noviembre de 2015 con los ataques terroristas, eran de las cosas que temía el artillero auriazul.

El seleccionado francés llegó al seno felino con un contrato por cuatro años, está a punto de disputar su primera Liguilla y se siente como pez en el agua.

“Estoy muy feliz con mi mujer, porque tenemos dos hijos y aquí estamos muy felices porque mi niña hace como tres meses empezó la escuela y ahora habla un poco inglés y un poco español.

“La cuidad es muy linda, el clima es perfecto, podemos comer comida europea, comida mexicana, hay de todo. De verdad que me siento muy bien aquí y mi familia también”, mencionó.