No cabe duda que Chicharito Hernández está muy agradecido con el técnico Juan Carlos Osorio, por hacerlo titular en la Selección Mexicana. «Es el mejor», manifestó el delantero en sus redes sociales y a manera de adiós.

Hay que recordar que Javier ya había estado en Sudafrica 2010 y Brasil 2014, pero ni Javier Aguirre ni Miguel Herrera confiaron en él para encabezar el ataque tricolor.

Así que El Chícharo fue agradecido al despedir de manera pública al estratega colombiano, quien el viernes cerró su ciclo con el combinado azteca.

“Es uno de los mejores entrenadores que he tenido. El mejor que he tenido en la Selección Mexicana, sin ninguna duda. Es un extraordinario entrenador pero especialmente un gran ser humano”, escribió Javier Hernández en sus redes sociales.

El Chicharito añadió, en Instagram: “Gracias por estos tres años profe. Gracias por tanto. Sentimientos encontrados. El agradecimiento es el que más resalta porque nuestros caminos se hayan cruzado”.

Los elogios fueron abundantes hacia Osorio: «Gracias por la confianza, fe, seguridad, trabajo, aprendizaje, atrevimiento, apoyo, honestidad, congruencia, apertura, crecimiento, comunicación, la fortaleza para poder aguantar tantas cosas que se dijeron y muchas cosas más».

Javier fue enfático: «Lo quiero y admiro muchísimo profesor! Me enorgullece tanto haberlo conocido y compartido tantas cosas juntos! Hasta pronto profe. Gracias por todo».

EXPLOTAN DE CORAJE

Pero allí no quedó la cosa. El lado negativo es que Javier Hernández se sumó a Miguel Layún para descalificar a algunos aficionados mexicanos que los criticaron por sus comentarios.

Mientras Layún los llamó «subdesarrollados», Hernández los calificó de «personas dormidas». Además, Javier le manifestó su apoyo y aprecio al zaguero del Villarreal.

Todo empezó porque Miguel Layún se despidió en Twitter del técnico Osorio y le agradeció «por creer en nosotros». Sus detractores le contestaron con mensajes del tipo «dudo que otro técnico te llame» o «que mal jugador eres, no creciste futbolísticamente» y «tú y el Chicharito ya no deberían ir a la Selección».

Layún se molestó y reviró: «Las cosas que se leen de tanta gente subdesarrollada, con tan poca capacidad de expresión. Confieso que me sorprende que el cerebro les indique cómo se usan Twitter y otras redes sociales».

Entonces Chicharito se sumó al reclamo: «Y lo dormidos que están emocionalmente. ¡Pero sabemos que son más los a pesar de cualquier situación siempre desean y quieren puras cosas positivas. ¡Mucho amor, que bien les hace falta a esas personas dormidas! ¡Te amo hermano!».

Así las cosas, ni Javier ni Layún han aprendido a lidiar con las críticas en las redes sociales.