(Agencias)

Tras el cierre del mercado de fichajes y apoyada en un nuevo y jugoso contrato de derechos de televisión, la Premier League ha superado su cifra récord de gastos en transferencias, hecho que ha sido posible gracias a los mil 168 millones de euros invertidos para esta campaña.

El principal animador del mercado en Inglaterra fue el Manchester United de Louis van Gaal, que ha decidido esperar hasta última hora para anunciar su fichaje estrella: el joven francés Anthony Martial.

Martial, de 19 años, llega a los Red Devils procedente del Mónaco y a cambio de 50 millones de euros, convirtiéndose así en el tercer fichaje más caro en la historia de la entidad.

En este ajetreado verano, el United también firmó a Memphis Depay (PSV Eindhoven), Matteo Darmian (Torino), Bastian Schweinsteiger (Bayern Múnich), Morgan Schneiderlin (Southampton) y a Sergio Romero (Sampdoria).

El Manchester City, actuales líder de la Premier, también se lanzó al mercado dispuesto a recuperar su corona en Inglaterra y han incorporado a cuatro futbolistas de primer nivel: Raheem Sterling (Liverpool), Fabian Delph (Aston Villa), Nicolás Otamendi (Valencia) y Kevin De Bruyne (Wolfsburgo).

Éste último, que llegó al equipo citizens después de meses de negociación, ha sido el fichaje más costoso del mercado una vez que los de Manuel Pellegrini pagaran 74 millones de euros por sus servicios al equipo alemán

El actual campeón de la liga, el Chelsea, también hizo su incursión en el mercado tras un comienzo de campaña irregular, e incorporó hace un par de semanas al español Pedro Rodríguez (Barcelona) y al ghanés Baba Rahman (Augsburgo).

Previamente, el conjunto entrenado por José Mourinho había fichado al colombiano Radamel Falcao García en calidad de cedido (Mónaco), al brasileño Kenedy (Fluminense) y al bosnio Asmir Begovic (Stoke).

El Liverpool gastó más de 90,8 millones de euros en siete jugadores: Christian Benteke (Aston Villa), Roberto Firmino (Hoffenheim), James Milner (Man City), Danny Ings (Burnley), Joe Gómez (Charlton), Nathan Clyne (Southampton) y Adam Bogdan (Bolton); sin embargo, ingresó a sus arcas un total de 74,5 millones de euros

De entre los equipos más populares del Reino Unido, el Arsenal fue el que menos transferencias realizó, pues sólo logró la incorporación de un futbolista, el guardameta checo Petr Cech, procedente del Chelsea, por cerca de 13,5 millones de euros.