(Agencias)

Regresa la NFL y con un duelo que bien puede repetirse más tarde en ronda de Postemporada. Los Patriotas de Nueva Inglaterra con todo y Tom Brady, reciben a los Acereros de Pittsburgh.

Inmediatamente los Patriotas van a defender el campeonato obtenido en el Super Bowl XLIX contra uno de rivales potencialmente favoritos para derrocarlos en la cima de la Conferencia Americana.

Ambos equipos se combinan para 15 apariciones en Postemporada, seis victorias en el Campeonato de la AFC y tres títulos de Super Bowl a lo largo de la última década. Eso habla de los trascendente que es ver a los dos conjuntos en el mismo emparrillado.

Distinto a lo que se presupuestó durante gran parte de la temporada baja y pretemporada, Tom Brady sí aparecerá como quarterback titular de los Patriotas, con lo cual llegará a 14 aperturas consecutivas en el primer partido de la temporada.

“La campaña inicia para todos, todos comenzamos desde cero. Tuvimos un buen campo de entrenamiento, pero el resultado se podrá ver al finalizar el duelo del jueves y en general la temporada”, comentó Bill Belichick, entrenador de los Patriotas.

La serie entre ambos equipos se ha tornado pareja en los últimos años, tanto así que han intercalado victorias en sus recientes cinco duelos. Si la tendencia se mantiene, este jueves serán los Patriotas quienes se llevan el resultado a favor.

“Sabemos que nos vamos a encontrar con un ambiente hostil. Pero nos gusta encontrarnos ante juegos así, queremos saber que somos capaces de ganar partidos así. Será una gran prueba para nosotros, pero estamos listos. Es un partido importante al igual que todos los demás”, explicó Cam Heyward, ala defensiva de los Acereros.

Nueva Inglaterra tiene marca de 15-1 jugando en Gillette Stadium en las últimas dos campañas, lugar donde Pittsburgh no gana desde 2008.