Monterrey.- El gobierno de Nuevo León prohibió la entrada a las barras visitantes en los estadios de futbol en Monterrey y las caravanas previas a los partidos, tras la agresión a un aficionado antes del partido Tigres contra Rayados del domingo.

En conferencia conjunta con representantes de la Liga MX, el secretario general del gobierno neoleonés, Manuel González dijo que además se prohibirá definitivamente el ingreso al estadio a quienes participaron en la riña.

Las autoridades detallaron que ambos clubes acordaron entregar una base de datos de los grupos de animación, establecer un comité que se reúna periódicamente para compartir “mejores prácticas”, y lanzar una campaña de la amistad entre aficiones y respeto a las policías.

“Lo que se está limitando de manera drástica es el que acudan en (…) caravanas (…) Aquellos aficionados que quieran asistir a los estadios, sea del color que sean lo van a poder hacer, podrán sentarse de manera organizada, siempre y cuando no vayan en caravanas”, dijo Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX.

La tarde del domingo un grupo de aficionados de Rayados golpeó a un seguidor de Tigres , cuyo estado de salud fue reportado como grave por lesiones craneales.

El paciente de 21 años de edad ingresó con contusiones múltiples y heridas en cráneo, así como en tórax y en región costal del lado derecho, por armas punzocortantes, declaró Marco Antonio Hernández Guedea, subdirector de Asistencia Hospitalaria en el nosocomio de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Tigres y Rayados rechazaron los actos de violencia en los que se vieron involucrados algunos de sus fanáticos en el preámbulo del clásico regiomontano.

«Llevar la rivalidad desmedida por el futbol a las calles es lamentable e inaceptable», dijo la oficina de los Tigres en un comunicado, donde llamó a la comunidad a proporcionar información para encontrar a los violentos.

Los Rayados también exigieron a las autoridades esclarecer los hechos para que se haga justicia a los familiares de las víctimas.

«Nuestra institución reprueba de manera contundente a quienes provocan o incurren en este tipo de conductas violentas que causan daños irreparables a las familias regias y manchan el deporte», señaló en un nota.

Galería