Roque Santa Cruz, delantero de Cruz Azul, recibió el alta médica y podría jugar este fin de semana contra Atlas.

A través de Twitter, el club celeste dio a conocer que el paraguayo ya entrena con el resto del plantel.

El arribo del delantero al futbol mexicano ha sido más complicado de lo esperado, pues desde su primer juego, contra Pachuca, tuvo que salir de cambio en el cierre del cotejo por calambres.

Fue en la Jornada 2, contra Santos, cuando el guaraní disputó sus últimos minutos de Liga, ya que tuvo que abandonar el campo al minuto 13 por una ruptura fibrilar en el muslo derecho.

Se esperaba que el regreso de Santa Cruz se diera en el juego entre Cruz Azul y Chivas; sin embargo, su rehabilitación se alargó, ya que el delantero prefirió ir «un poco más lento» para evitar una recaída.

Ante las persistentes molestias, la selección de Paraguay decidió mandar a su gente a México para ayudar en la recuperación al internacional artillero.

A pesar de los pocos minutos jugados, Roque ha asegurado en diversas ocasiones su intención de ayudar a Cruz Azul a hacer un buen torneo y luchar por títulos.