Un duro revés recibió Lino Muñoz de parte de su equipo Rojo, quienes dieron cinco medallas a Patricio Araujo, que perdía junto al jugador de badminton, y para salvarlo le otorgaron las medallas, que dentro de los circuitos se traducen en vidas, y eso permitió que finalmente resultara ganador.

Lino se mostró molesto con sus compañeros, les reclamó que su actitud no correspondía a atletas olímpicos, sin embargo, no consiguió cambiar nada.

“Al momento no lo entendía, tenía muchas emociones en la cabeza y no piensas bien las cosas, pero cuando llegué al hotel, lo asimilé todo, la verdad es que entiendo a los Rojos, no fue algo personal; creo que ellos no pensaron que yo le fuera a ganar a Pato y por eso se desencadenó esto, las medallas están para darse, las reglas están ahí, pero creo que pudimos manejarlo de otra manera para que ellos no se vieran mal y que yo no me sintiera así”, dijo.

“Mi entrada a lo mejor no fue en el mejor momento pero bueno todo pasa por algo yo estoy agradecido con la oportunidad, yo no tengo ningún rencor hacia mis compañeros”.

Se dijo Rojo hasta la muerte. “Los rojos son mi equipo, mi sangre, Exatlón es un juego donde hay estrategias y estoy seguro que soy un digno representante de este equipo y no me siento menos por haber estado poco tiempo… además estoy casi seguro que de ahí va a salir el ganador”.

Esta semana ha sido complicada para el equipo de Famosos, quienes han perdido la mayoría de los circuitos.

“No creo que haya sido a raíz de que me salí este descenso que han tenido, simplemente ya llevan mucho tiempo, cuatro meses, y el equipo Azul tiene seis integrantes que llevan solo mes y medio y eso es una diferencia, no quiero decir que por eso estén ganando, pero creo que los Rojos ya están un poco cansados de muchas situaciones”.

UNA GRATA EXPERIENCIA

Alabó a Patricio Araujo, líder de los Rojos, pero criticó su actitud por no saber perder. “Pato es muy buen capitán, desde que llegué me ayudó mucho en los circuitos, me animaba y eso me concentraba más, es muy buen elemento, muy buen capitán, pero como todo capitán y como todo buen líder hay que aceptar también cuando pierdes, siento que no manejó bien lo de las medallas, ganó la eliminación de acuerdo a las reglas, porque yo le gané más veces”.

La experiencia de Exatlón la cambiaría. “Creo que una de las bellezas de la vida es que no sabes cómo va a ser tu futuro, cómo se van a desencadenar ciertos momentos, si hubiera sabido por miedo quizás no voy, pero la verdad es que no me arrepiento de nada, fue una experiencia muy corta pero la verdad es que aprendí muchísimo y no la cambiaría por nada, al final salí de ahí muy bien, la gente ha sido muy buena conmigo, casi el 90 por ciento de los comentarios han sido buenos hacia mi persona, han sido en pro de animarme, de decirme que los motivé, que se sintieron identificados conmigo, y yo me quedo con eso, al final no gané la eliminación, pero me gané el cariño de la gente que es muy importante, creo que no pude haber salido de mejor manera, salí con la frente en alto, peleando y dejando una huella aunque mi paso haya sido fugaz”.

EN CORTO

– ¿Qué viene para ti?

“Regresar a los entrenamientos, tengo que prepararme para los juegos panamericanos de 2019. Creo que la mayoría de los atletas que estamos en Exatlón lo vemos más allá de la fama que puedas ganar, como una alternativa para que puedan saber quién eres, conocer tu deporte, aunque yo preferiría ser reconocido por lo que he hecho, ser campeón nacional, ser medallista centroamericano, panamericano, ser el primer mexicano en calificar en unos juegos olímpicos en mi deporte, a que digan ese es Lino de Exatlón, el que luchó contra Pato”.

– Invita a la gente a seguir Exatlón

“Espero que sigan viendo Exatlón a las 7:30 de por Azteca, échenle porra a los Rojos que viven un momento difícil, yo estoy bien, fue una caída en mi vida, pero me he levantado de peores situaciones”.