Por Andrés Ramírez Acosta

El Presidente de la Liga de Futbol de Veteranos, Javier Hernández reconoció que la violencia en contra de los árbitros locales ya se está haciendo muy recurrente y más en su Liga, por lo que se necesita mano dura.

“Apenas llevamos 7 jornadas y mira cómo está la cosa, ya tenemos a dos árbitros golpeados”, y es que reconoció que en dos semanas ya se cuentan con dos agresiones.

“La semana pasada se agredió  un árbitro y ahora en esta semana otra, entonces no sé lo que está pasando”.

Detalló que Héctor Ponce fue agredido por un jugador del equipo de FOVISSTE, en el torneo de Copa, por lo que dicho elemento se va castigado por tres años; mientras que el conjunto tiene la primera amonestación.

“Es una realidad que esto mes un cuento de nunca acabar, ya que ni los presidentes de árbitros ni de liga se ponen de acuerdo, ya que cada uno tiene su propio tabulador y diferente forma de castigarlos”.

Expresó “es imposible que te correr a un jugador y este emigre a otra liga y como no pita el mismos árbitros estos agresores pueden jugar donde quieran sin mayor problema”.