El regreso de Iván García a las competencias internacionales no fue del todo feliz para el clavadista mexicano, pues lo hizo sin su eterna pareja, Germán Sánchez. Es así que en estos Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018, el ‘Pollo’ se refugió en Andrés Villarreal para el sincronizado en plataforma desde los 10m.

Si bien, García se llevó el Oro en estos Centroamericano sin duda reconoció que le hizo falta Duva, quien por lesión no pudo acudir a la justa veraniega. Fue en marzo de este año cuando Sánchez sufrió un accidente durante un entrenamiento previo a iniciar su participación en el Campeonato Nacional de Clavados en León.

El clavadista sufrió un golpe que ocasionó una fractura de piso de órbita ocular izquierda y tuvo que ser operado. Sin saber su futuro en el deporte, Germán pasó todo el proceso de recuperación y ahora junto con Iván esperan que el tiempo les alcance para buscar el ranking de Tokio 2020.

Si Germán se retira, me muero. Tenemos que ser profesionales, ahora me tocó con Andrés, pero mi única pareja es Germán y oficial que tendré es él”, comentó Iván García al término de su participación en Barranquilla.

Una de los argumentos a favor de la pareja de clavadistas es que ambos son entrenador por Iván Bautista y mientras Iván ya está recuperado totalmente tras dos años de una pausa por las operaciones que padeció en ambas rodillas, Germán está en el proceso de entrenamiento y acondicionamiento.

“Está entrenando y agarrando forma tras el accidente que tuvo, el próximo año va a regresar, es un guerrero y hay que tenerle miedo porque siempre que pasa por algo malo, él muestra que es algo positivo y se saca la espinita“, explicó a la espera de que ambos puedan ser parte de la Delegación Mexicana en los próximos Juegos Panamericanos en Lima, Perú.