Montevideo. Una hazaña más consiguió la selección femenil Sub 17, al vencer 1-0 a Canadá con un tanto de penal y llegar a la final del Mundial de Uruguay, la primera que diputará México en torneos de mujeres, donde peleará el sábado el título ante España.

Las mexicanas dieron un partido memorable, jugaron con gran entrega en la cancha y el gol llegó por conducto de la mediocampista Nicole Pérez, quien sentenció el triunfo al cobrar un penal al minuto 25. Las canadienses fueron aguerridas hasta el último instante, pero el conjunto dirigido por Mónica Vergara resistió y se llevó el pase.

La escuadra tricolor ha tenido un recorrido deslumbrante en el certamen, luego de haber vencido a Brasil, empatado con la potencia Japón y haber eliminado en cuartos de final a Ghana.

De manera histórica, México tendrá la posibilidad de conseguir un título del mundo en la rama femenil cuando se enfrenten a España, que más temprano avanzó a la final al derrotar 2-0 a Inglaterra con goles de Claudia Pina (39) e Irene López (48).

Las mexicanas viven un sueño desde que consiguieron el pase a semifinales a la Copa del Mundo, el primero de manera oficial en el balompié tricolor, e impulsadas por esa emoción salieron este miércoles con la consigna del triunfo.

El duelo fue cerrado y aunque México buscaba oportunidades de gol le era complicado convertir. Natalia de Mauleón y Anette Vázquez tuvieron una destacada actuación en su intento por marcar.

Por las canadienses, Jordyn Huitema fue la jugadora más peligrosa y puso en riesgo en varias ocasiones el arco tricolor, pero fue detenida por la extraordinaria técnica de la guardameta Jaidy Gutiérrez.

Una fuerte entrada de Maya Antoine sobre Alison González le dio la oportunidad al plantel mexicano de abrir el marcador. Con frialdad, la capitana Nicole Pérez se plantó frente a las redes y con un disparo pegado al poste izquierdo venció a la arquera Anna Karpenko.

Un estallido de euforia se vivió en el combinado tricolor y entre la poca afición que acompañaba a las jugadoras en el estadio Charrúa, en Montevideo.

El tramo final fue dramático. Desesperadas por evitar la derrota, Canadá presionó en la ofensiva, un disparo de Huitema puso tensión, pero el balón pasó por arriba del travesaño.

México respondió con un peligroso ataque de Silvana Flores, quien enfiló contra la portería pero cayó en un mano a mano con Karpenko. En el rebote Natalia Mauleón lanzó un tiro que se escurrió por el costado derecho de las redes.

Un arrebato de entusiasmo invadió al plantel mexicano con el silbatazo final, estaban por primera vez en una final de una Copa del Mundo. Emocionada, Mónica Vergara señaló que la victoria es el resultado de un proceso de trabajo de largo plazo. Vivo un sueño, se ha trabajo fuerte y por mucho tiempo para este logro. Ahora vamos por la final y las finales se juegan a ganar ¡Viva México!, expresó.