Ciudad Victoria.- Uno de los deportes que requieren de mayor dedicación, disciplina y un conjunto de sacrificios es el triatlón. Disciplina que reúne tres áreas del deporte: carrera, ciclismo y natación.
Conforme han pasado los años se han elevado los estándares de calidad, en las competencias actuales el triatleta debe ser destacado en las tres áreas, pues la Federación Mexicana de Triatlón marcó tiempos de alto nivel en cada disciplina.
La toma de tiempos se hace en la categoría junior elite para la Unión Internacional de Triatlón. Es la forma de poder ser elegibles para la Selección Mexicana.
Recientemente tres triatletas tamaulipecos recibieron un reconocimiento por la Federación Mexicana de Triatlón por su desempeño en la temporada que concluyó.
Daniel Chávez Morales, Paula Ovalle Rodríguez y Víctor Berrones Reyes, son parte del equipo de 13 triatletas que se encuentran actualmente trabajando con su mirada fija en Campeonatos internacionales bajo la supervisión del profesor Evaristo Ríos, que se ha caracterizado por sus resultados como entrenador en esta disciplina.
En entrevista especial con Extremo Deportivo habló del deporte en el que actualmente forma a cerca de 50 atletas.
“Mi objetivo como entrenador es tener un proyecto para Juegos Olímpicos pero también quiero tener campeones en la vida diaria, que sean buenos hijos, que sean buenos estudiantes, que lleguen a ser buenos padres, que sean buenos profesionistas”.
Para Evaristo Ríos el triatlón requiere de disciplina y voluntad, reconoce que es un deporte complicado y de mucha entrega, sin embargo, trata de que sus muchachos trabajen al máximo cada día para poder sobresalir en cada competencia a la que asisten.
“Los atletas se forman a base de mucha disciplina, disciplina más disciplina técnica más técnica. Ahorita estamos enfocados en la natación, ahora tienen que ser muy buenos nadadores muy buenos en bicicleta y un excelente corredor porque los triatlones se ganan en la carrera”.
Además de entrenamientos que van desde 4 a 6 horas diarias los deportistas tiene que trasladar la disciplina de los entrenamientos a la casa y mantener una alimentación saludable, todo esto con el apoyo de sus padres.
“Todos los jóvenes saben que tienen que comer bien, no desvelarse, tratan los papás de que se alimenten bien porque sí es cansado, el triatleta tiene que tener todo el apoyo de los papás”.
En este deporte el amor a lo qué haces es fundamental para perseverar, pues las cargas de trabajo son pesadas y duras, son sacrificios de levantarse en ocasiones 4 de la mañana para entrenar y poder continuar con sus estudios.
Aun así Daniel Chávez ha concluido su maestría y cuando estaba por iniciar su Doctorado, regresó a sus entrenamientos con el objetivo de estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
Los triatletas obtienen casi los mismos tiempos que los nadadores y corredores, la diferencia es que ellos tienen que hacer las tres disciplinas en una sola competencia al hilo, por ello la importancia de reducir tiempos en cada una de las disciplinas.
Actualmente Evaristo tiene trece jóvenes que se están preparando para Olimpiada Nacional y se enfoca en tres de ellos para un proyecto a mediano plazo.
“A Daniel yo lo quiero ver en Copas del Mundo a Víctor también, que vaya sintiendo lo que es y Paula que viva el Campeonato del Mundo de Duatlón”.
Ríos ha insertado el “chip” a sus jóvenes de sobresalir, no solamente de participar si no de quedar entre los primeros lugares.
Y para ello se enfocan de lleno en la resistencia y agilidad.
“Recientemente tuvimos en un campamento donde tuvimos un psicólogo, una nutrióloga, un fisiólogo. Nos apoyaron en el Instituto, nos habló en una videoconferencia el director del INDE, nunca lo habíamos tenido, se están preocupando por esto, están exigiendo que hagas lo que a ti te gusta y te pagan porque hagas lo que a ti te gusta”.
El triatlón es una disciplina que puede practicarse desde los cuatro años de edad, no existe un perfil para hacerlo, la perseverancia y la pasión te van dando las claves para llegar a ser un triatleta de alto rendimiento.