MADRID.-El Tri es moda en España. Lo que hoy se llama ‘trending topic’ en las redes sociales pero trasladado a las tertulias periodísticas y a las charlas de bar. Y, también, a no pocos despachos de clubs que debieron entender que ahí hay materia prima muy interesante.

«Históricamente el mercado mexicano ha sido muy limitado y sin razón. Injustamente» apuntó a ESPN un representante cercano al Espanyol de Barcelona, quien elogió la apuesta blanquiazul en Héctor Moreno, «que en Brasil puede acabar de revalorizarse con vistas a ese excelente traspaso que busca el club».

Pero si de alguien se habla en Barcelona desde ayer es de Gio dos Santos, penalizado con la anulación de dos goles legales pero que redondeó una actuación impecable frente a Camerún que le catapultaron al primer plano.

«El paso de los años demuestra el error que cometió el Barça con él», advirtió a ESPN este domingo un antiguo empleado del club azulgrana, quien recuerda que Rijkaard le catapultó al primer equipo en compañía de Bojan y que esa ‘rivalidad’ con el catalán se lo llevó por delante con solo 18 años.

«Fue en la última temporada de Rijkaard, la 2007-08, un año muy difícil, con muchas críticas, y en que pasó de ser un descubrimiento a un estorbo al lado de Bojan, mucho más arropado por el entorno, más protegido y defendido que Gio», rememoró este ex trabajador del Barça que lamenta que al acabar la temporada nadie, ni Guardiola, moviera un dedo para evitar su traspaso al Tottenham.

«Vino un representante con una carta del Tottenham en que ofrecía 7,5 millones de euros y no se lo pensaron. Begiristain, que era el director deportivo, fue el único que mostró su contrariedad, pero el dinero que se ofrecía por un jugador con el que ya no se contaba pesó en la decisión de venderle», afirmó esta fuente, para quien la presencia de Guardiola habría sido «fenomenal» en el crecimiento de Giovani.

Al cabo de seis años, aquel chaval a quien trataron con especial mimo en el vestuario del Camp Nou Rafa Márquez y Samuel Eto’o ha mutado en un futbolista excelente.

«Sin ser comparable en su juego, se asemeja a Raúl», incide el representante, quien descubre que hace dos años y medio, en enero de 2012, el Espanyol, todavía con Pochettino en el banquillo, se planteó su incorporación desde un Tottenham en el que su protagonismo fue poco menos que invisible. Algo que se repitió un año después, ya con Aguirre al frente del equipo periquito.

«No es un ’10’ en nada pero es un ‘8’ en todo», abunda en su análisis el representante, recordando a Raúl en su comparación imposible con Giovani, a quien el Villarreal ha devuelto al primer plano mediático para despertar el interés de varios clubs del Calcio y que no ha podido tener una presentación más explosiva en el Mundial.

ejb