Brasil (Agencias).- El sábado continúa como la jornada más fructífera de medallas para la delegación mexicana que participa en Río 2016. A las preseas de María del Rosario Espinoza y Germán Sánchez, se unió la de Ismael Hernández, quien se colgó el bronce en la prueba de Pentatlón moderno, algo sin precedentes en la historia del deporte mexicano.

El mexicano se ubicó en la tercera posición con un puntaje acumulado de 1468 puntos, detrás de ruso Alexander Lesun y el ucraniano Pavlo Tymoshchenko.

En febrero de este año, el pentatleta mexicano declaró que asistiría a los Juegos Olímpicos de Río 2016 con la convicción de lograr un resultado histórico para México.

«La meta es lograr un resultado histórico en los Juegos Olímpicos de Río 2016», afirmó Hernández Uscanga.