(Agencias).- México se metió a la gran Final del Mundial Sub 17, tras golear 3-0 a Nigeria, con doblete de Iván Ochoa, por lo que la escuadra de Raúl Gutiérrez, Campeona vigente del certamen internacional defenderá su título y buscará revalidarlo, el próximo viernes, a las 10:00 hrs (tiempo del centro de México), ante Suecia o Nigeria.

Lo que parecía un inicio oscuro, se convirtió en un oasis para el cuadro azteca. A penas a los 3 minutos, la Albiceleste tuvo la oportunidad de irse adelante por la vía del penalti, pero Driussi falló ante Gudiño, quien se levantó como héroe.

La actitud fue otra, y el Tri se fue con todo al frente. Fue cuando apareció la figura de Iván Ochoa, y con un remate en el área de los sudamericanos puso el 1-0, al 5′.

Los dirigidos por Humberto Grondona no pudieron reaccionar del golpe. Fallar un penal y recibir un gol fue una loza muy pesada para los Ches, y esa misma presión la aprovechó el cuadro del Potro Gutiérrez.

Nuevamente Ochoa al 21′, se hizo presente en la pizarra, y tras una gran jugada, de esas que surgen en la pizarra del técnico, Iván cerró la pinza y puso el 2-0.

10 minutos después el rumbo del partido tuvo un giro absoluto, pues Joaquín Ibáñez se fue expulsado, tras una dura entrada sobre Govea. Un golpe muy duro al ánimo argentino, que aun así pudo haberse quedado con menos hombres, pues sus agresiones fueron constantes; no obstante, para el silbante Gianluca Rocchi pasaron inadvertidas.

Pero México fue más que ánimos y coraje. Fue futbol, orden y estrategia. Y reguló bien, mantuvo su estilo y supo manejar la ventaja.

La segunda parte fue tensa, con la Albiceleste apretando, pero México atento a cualquier aviso. No había tiempo para más, pero Granados quería su gol, y lo consiguió al 86′, con un zapatazo cruzado, que dejó sin opciones al arquero Batalla.

Como parte de la desesperación, el propio guardameta Batalla se fue expulsado, ya en tiempo añadido.

El silbante decretó el final, y México levantó los brazos al triunfo. El Tri humilló a su Bestia Negra en Copas del Mundo y se metió a la Final del Mundial de Emiratos Árabes Unidos. El Campeón está vivo y quiere retener el título; el rival lo deciden Suecia y Nigeria, pero la voluntad de esta generación azteca está preparada para lo que venga.