NATAL.-Uruguay batalló para vencer por 1-0 a Italia en un duro encuentro y clasificar en el segundo lugar del Grupo D, tras Costa Rica, y de paso eliminar a la Azzurra, que se va para la casa por segunda vez consecutiva en un Mundial en la primera ronda.

El partido fue trabado de comienzo a fin y sólo gracias a Diego Godín(81) los sudamericanos reventaron en júbilo para festejar el tanto que los instaló en octavos de final.

El encuentro tuvo un expulsado, pues a los 60 Claudio Marchisio dio fuerte «planchazo» a Arévalo Ríos por lo que recibió la roja. Y a los 80,Giorgio Chiellini acusó a Luis Suárez de morderlo en el hombro, pero el árbitro nada dijo.

ABURRIDA PRIMERA MITAD

Pese a que el partido prometía ser uno de los mejores que va en Brasil 2014, poco a poco las emociones brillaron por su ausencia, haciendo tedioso el transcurso de los primeros 45 minutos.

Los tímidos intentos de Andrea Pirlo buscando el área o los pequeños embates de Luis Suárez y Edinson Cavani no hacían que el público se pusiera de pie en la ciudad de Natal.

A los 12, Pirlo probó a Fernando Muslera que envió su tiro libre al córner y a los 16, Nicolás Lodeirohabiltó a Cavani, pero Chiellini bloqueó antes que llegase el remate.

Recién a los 33 llegó la primera y única llegada de peligro en la primera mitad. Uruguay atacó por la izquierda y tras una buena pared con Lodeiro, Suárez quedó solo frente al meta Gianluigi Buffon, pero el italiano estuvo espectacular en dos achiques para conjurar el peligro. Sería todo en los primeros 45 minutos.

GODÍN SE VISTE DE HÉROE

El complemento hizo continuar la parsimonia de la etapa anterior, aunque una incidencia haría pensar que el transcurso de la brega cambiaría diametralmente.

Esto porque luego que Cristián Rodríguez se lo perdiese para Uruguay, Claudio Marchisio perdió la pelota en la salida y, para recuperarla, dio una violenta «plancha» en la rodilla de Arévalo Ríos, por lo que recibió tarjeta roja a los 60.

Esto y la notable atajada de Buffon a Suárez a los 66, quien nuevamente le quitó el grito al goleador delLiverpool, trajeron un poco de emoción al partido que decepcionaba a todos hasta ese momento.

La polémica llegaría a los 80 minutos cuando, en un balón dividido, Chiellini acusó a Suárez de haberlo mordido en el hombro, incluso mostrando las marcas que el uruguayo le habría dejado, pero el juez se hizo el desentendido ante la acción.

Parecía que el empate se mantenía en el marcador y los sudamericanos se devolvían a la casa, pero a los 81 Diego Godín dijo otra cosa. Córner desde la derecha y el hombre del Atlético Madrid ganó por arriba y de hombro anotó el 1-0, dejando a Italia eliminada nuevamente en fase grupal.

El cierre fue tenso, pero Uruguay pudo celebrar consiguiendo 6 unidades y avanzando segundo tras Costa Rica, que pese a ser catalogado como el más débil del Grupo D “de la muerte”, avanzó primero, invicto, y con 7 puntos.

2383883_big-lnd