Al cumplir su compromiso de trabajar en favor de los derechos humanos de grupos vulnerables, Diputadas y Diputados de las diferentes fuerzas políticas votaron a favor reformas a la Ley de Salud del Estado, para que los establecimientos comerciales con capacidad de más de 100 personas cuenten con baños públicos familiares.

El Diputado Javier Alberto Garza Faz, señaló que estas acciones beneficiarán a niñas y niños de hasta diez años de edad, que por lo general su mamá o papá los acompaña al baño, así como a personas con discapacidad y adultas mayores que requieren de compañía a efectos de apoyarlos, ya que en algunos se desplazan con dificultad.

Dijo que con estas modificaciones se deberá considerar en las construcciones de este tipo de establecimientos, el cumplimiento de los requisitos establecidos en la normatividad reglamentaria aplicable, además los requerimientos arquitectónicos para facilitar el acceso, tránsito y permanencia de las personas con discapacidad, entre otros.

“Se trata de una acción legislativa noble, que fomenta e impulsa la atención de diversos derechos humanos en favor de los segmentos sociales descritos, contribuye en facilitar la vida de las familias tamaulipecas e incentivar una mejor convivencia en establecimientos públicos”, resaltó.

Las y los integrantes de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables del Congreso del Estado dictaminaron positiva esta propuesta, en razón de que se trata de brindar soluciones mediante estos baños públicos familiares, los cuales están adaptados a las necesidades y condiciones particulares de los grupos vulnerables.