El Gobernador Egidio Torre Cantú dio a conocer que en el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre, se acordó con el Fondo Nacional de Habitaciones Populares, la construcción de 450 unidades básicas de vivienda en los municipios de Altamira, Matamoros y Reynosa, para apoyar a familias de precarias condiciones.

El monto de la inversión en el que concurren fondos estatales y federales es de casi 65 millones de pesos.

Las acciones que en Tamaulipas se llevan a cabo dentro de la cruzada benefician a más de 44 mil familias de zonas urbanas consideradas como de atención prioritaria, y cerca de 14 mil familias del área rural.

“La Cruzada Nacional Contra el Hambre es una estrategia que aglutina programas existentes y de ahí surge la integración de esta matriz, en la que cada una de las dependencias participantes está haciendo su parte para para cumplir con los objetivos programados”, mencionó el titular del Ejecutivo Estatal.

Recientemente, Torre Cantú encabezó los trabajos la Tercera Reunión del Comité Estatal Intersecretarial de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, en la que se definen las acciones para atender las necesidades de familias tamaulipecas que habitan en zonas vulnerables.

Torre Cantú dijo que en Tamaulipas se tiene una inversión conjunta de mil 367 millones de pesos, de los cuales mil 88 corresponde a recursos federales, 275 millones de pesos del estado y un millón 566 mil pesos por parte de los municipios.

Desde el inicio de acciones de la cruzada, el Gobernador del Estado señaló que todas las secretarias estatales y el Sistema DIF Tamaulipas trabajan en sus ramos respectivos en coordinación con las delegaciones federales en Tamaulipas para llevar apoyos a cerca de 190 colonias urbanas de los tres municipios y a sus áreas rurales.

En Matamoros, pusieron en marcha diversas obras de infraestructura básica en sectores prioritarios del municipio donde se aplicará una inversión compartida (Estado-Federación) de 21 millones 242 mil pesos.

Tras una vida de espera, 101 familias de la comunidad de Higuerillas, contarán con energía eléctrica en sus hogares, gracias a las acciones de la Cruzada Nacional contra el Hambre; en la colonia Jesús Vega Sánchez, inició el programa de Piso Firme que cubrirá 622 viviendas y en la colonia José Casanova y Ocampo, se realiza la introducción de drenaje sanitario para 255 hogares.

Desde el mes de abril, también en Matamoros, el Gobernador del Estado, Egidio Torre Cantú, y la presidenta del Sistema DIF Estatal, María del Pilar González de Torre, pusieron en marcha 18 nuevas unidades móviles que forman parte de las brigadas de salud, consulta y afiliación, para la población del municipio que no cuenta con el servicio del Seguro Popular.

El Gobernador Torre Cantú entregó también pólizas de afiliación al Seguro Popular y asignó recursos de cerca de un millón de pesos para la construcción de la Casa de Salud en el Ejido la Libertad; así como, de casi 400 mil pesos para el Comedor Comunitario de la Colonia Nueva Jerusalén.

En Reynosa, se abrió la primera ventanilla de dos que abrirán en este municipio del programa “Pensión para Adultos Mayores” para afiliar a 12 mil personas mayores de 65 años, que recibirán bimestralmente mil 50 pesos, así como la integración a los servicios de salud, alimentación y recreación.

Recientemente, en el municipio de Altamira, Torre Cantú tomó protesta a comités vecinales de la Cruzada contra el Hambre y entregó 19 certificados de igual número de obras en proceso en la zona urbana y 14 de proyectos productivos para el área rural con una inversión de 21 millones de pesos.