A través de la estrategia Familias Saludables , el gobierno de Egidio Torre Cantú enfoca todos sus esfuerzos para prevenir la diabetes mellitus, a través de actividades de detección, orientación y sensibilización de los tamaulipecos sobre esta enfermedad, estrechamente relacionada con la obesidad y estilos de vida sedentarios y poco saludables, así lo refirieron el director del Hospital General “Dr. Norberto Treviño Zapata” de Ciudad Victoria, Jorge Arturo Salinas Treviño y Jesús Flores Robles, director del Hospital Civil Victoria.

Mencionaron, que el Secretario de Salud, Norberto Treviño García Manzo ha instruido fortalecer los programas y las distintas acciones para reducir el índice de la enfermedad, toda vez que Tamaulipas se encuentra dentro de los 5 estados con mayor número de pacientes diagnosticados en el país.

En cuanto al Hospital General, su director señaló que en lo que va del 2014, se han detectado 600 pacientes con diabetes mellitus, que es una enfermedad que afecta a las arterias, vasos sanguíneos de mayor y de menor calibre; asimismo, puede ocasionar infartos del corazón, e insuficiencia arterial de miembros inferiores, insuficiencia vascular cerebral o accidentes vasculares cerebrales, nefropatía periférica y enfermedad crónica de los riñones.

Salinas Treviño reveló que la diabetes sigue siendo la causa principal de ceguera en México, además, de producir mayor índice de amputaciones de miembros inferiores por insuficiencia arterial, por lo que se hizo énfasis en la importancia de cambiar los hábitos de alimentación, promover más el ejercicio, bajar de peso, tener mucho apego al tratamiento, mayor vigilancia, mayor capacidad de personal médico y paramédico, para el buen control y orientación de los pacientes con diabetes mellitus.

Respecto al Hospital Civil, Jesús Flores Robles dijo que este padecimiento se encuentra en tercer lugar del total de consultas, sólo rebasadas por las enfermedades gastrointestinales y respiratorias; por esta razón, se cuenta con un módulo de control para diabetes e hipertensión, en el cual se atienden por mes un promedio de  260 pacientes.

Cabe destacar, que cuando se detectan pacientes de alto riesgo, es decir, mayores de 40 años, con antecedentes de familiares que sufrieron diabetes mellitus, o si son obesos, se estudian los casos de una forma más intencionada.

Cuando una persona en el hospital es detectada con diabetes, es enviada a consulta, donde se le hacen los estudios de glucosa sérica, incluso la hemoglobina glucosilada y si se identifica un caso nuevo, se pasa con el médico internista y a nutrición para su valoración. ”Cada mes detectamos 8 pacientes nuevos en este módulo” añadió. Además en la clínica de diabetes, cada mes se llevan a cabo pláticas sobre los factores de riesgo, cambios de hábitos, alimentación saludable y sobre el ejercicio, para que los pacientes expongan su experiencia y se automotiven, lo cual ha sido muy importante en los casos nuevos.

Finalmente, es importante añadir que los hospitales cuentan con muy buena comunicación con el primer nivel de atención para la detección y canalización de pacientes con diabetes mellitus.