Investigadores de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), estructuran el proyecto “Diversidad y Conservación de Maíces Nativos en la Reserva de la Biosfera el Cielo”, con el objetivo de caracterizar las distintas razas de maíz que existen en dicha zona protegida del estado para su conservación y mejoramiento fitogenético.

Al respecto el científico del Instituto de Ecología Aplicada (IEA) de la UAT, Dr. Mario Rocandio Rodríguez, comenta que el proyecto forma parte de una serie de acciones encaminadas a la creación de un programa de conservación y fitomejoramiento del maíz nativo en Tamaulipas.

“Se propuso un proyecto para analizar la diversidad genética de los maíces nativos en la reserva de la Biósfera el Cielo, está en etapa inicial y se pretende hacer experimentos involucrando la mayor cantidad de colecciones que están resguardadas en el IEA, para conocer más sobre su morfología y diversidad”, indica.

Explica que posteriormente se dará continuidad al trabajo con un proyecto de caracterización molecular de estas mismas plantas, para luego comenzar con el programa de conservación y fitomejoramiento del maíz nativo en el estado.

“Al principio solo se hará en la biosfera y nos iremos ampliando al resto del estado para seguir colectando y analizando de forma genética estos maíces; básicamente se trata de realizar una huella genómica de cada material para proponer un método de conservación eficiente”, apunta.

Subraya que realizar un método eficiente en fitomejoramiento, es necesario conocer el maíz, de qué raza es y qué tanta influencia tiene de otros materiales. “En el caso del maíz, se subdivide en razas y en variedades, y tenemos que saber que tan puro es”.

“Entonces haciendo un análisis de ADN podremos saber sus frecuencias génicas y que tanto están involucradas las razas, y que materiales son los más resistentes en digamos, tolerancia a insectos o a otros factores adversos y proponer el método de mejoramiento”, señala.

Añade que en Tamaulipas, la parte noroeste prevalecen los materiales híbridos, y en la zona centro-sur se han ido relegando el nativo o criollo, por ello, dijo que es importante el enfoque de conservación del material nativo que aún existe en el estado.

“En esta materia Tamaulipas es importante a nivel nacional porque es centro de origen y de diversidad, entonces darle el realce al material criollo y hacer el proyecto participativo regional, en donde no se tenga que comprar las semillas hibridas, sino con los materiales que existen se aumente la producción”, puntualiza.

Diserta que según un estudio de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), donde existe más diversidad de maíz es en Jaumave, Victoria, Llera y Gómez Farías.

“La hipótesis es que existe aún la raza criolla de maíz en Tamaulipas y culturalmente también es muy importante conservarlo, además que representa la principal fuente de alimentación de las comunidades más alejadas y pobres de la entidad”, concluye.

Cabe destacar que el Dr. Mario Rocandio Rodríguez, es Posdoctorado en la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la UAT y Doctorado en Ciencias con especialidad en Genética Vegetal por elColegio de Postgraduados.

foto 2 investigacion maiz

foto 3 investigacion maiz