Por ser un tema de alta prioridad para el gobierno que encabeza Egidio Torre Cantú, el secretario de Salud, Norberto Treviño García Manzo, puso en marcha en esta capital y de forma simultánea en las 12 jurisdicciones sanitarias del estado, el “Curso de Diagnóstico Oportuno de Cáncer en Menores de 18 años”, dirigido al personal médico de Centros de Salud y hospitales que se encuentra en contacto directo con los niños y adolescentes que padecen esta enfermedad.

El objetivo es otorgar las herramientas teórico-prácticas, que les permita sospechar la presencia de esta enfermedad que contribuya a realizar un diagnóstico y una referencia oportunos, expuso el funcionario.

“En Tamaulipas hay capacidad y calidad, una actitud positiva y mente abierta al aprendizaje y al crecimiento continuo, para brindar en este tema más seguridad a los tamaulipecos”, dijo.

Acompañado del presidente de la Asociación Civil Voluntad Contra el Cáncer, Manuel Corcuera Canseco y funcionarios de esta dependencia, el responsable de la política estatal de salud señaló que la prevención es la mejor herramienta para atender a este tipo de pacientes; de ahí la importancia de que el personal médico efectúe revisiones minuciosas cuando se sospeche de alguna anomalía que pudiera derivar en cáncer.

Durante 3 días se actualizarán conocimientos, se impartirán pláticas y talleres relacionados con masas abdominales, manifestaciones clínicas, rutas diagnósticas; Tumores de células germinales; Tumores del sistema nervioso central; Tumores óseos, Vacunación del niño con cáncer; Urgencias oncológicas; Signos y síntomas de alarma en cáncer, así como neuroblastoma, entre otras de igual importancia.

Treviño García Manzo añadió que el índice de probabilidad de curación de cáncer en niños y adolescentes es del 80 por ciento o más; en nuestro estado se diagnostican 53 nuevos casos por año, y los principales tipos de cáncer son: leucemias agudas, linfomas y tumores del sistema nervioso central.

“Parte fundamental en la lucha contra este padecimiento, es el papel que cada uno de ustedes desempeña en su detección y atención oportuna, ahí radica la importancia de mantener la actualización médica continua”, refirió.

El curso les dará una formación específica a los médicos para que tomen en cuenta que detrás de un simple dolor de cabeza puede haber un cáncer y conozcan los signos de alarma, con el fin de disminuir las muertes, el impacto social y económico que ocasionan a las familias de los pacientes.