El trabajo conjunto de los tres órdenes de gobierno y la sociedad genera mejores condiciones de vida en Victoria, muestra de ello son los programas y obras sociales que se realizan en el Municipio.

Al inaugurar la pavimentación de la Calle Azalia, de Blázquez Coppel a Calle Sin Nombre, en la Colonia Servidores Públicos, Etienne Llano hizo un llamado a cerrar filas en torno al presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador Egidio Torre Cantú, para seguir en el camino del progreso y bienestar social.

Resaltó que gracias al gobierno federal en Victoria se cuentan con programas de alto impacto social como 65 y Más, Programa para la Prevención del Delito, PROSPERA, Seguro de Vida para Madres Jefas de Familia, entre otros importantes apoyos y recursos económicos que permiten la realización de obras como pavimentación.

«Gracias a nuestro Presidente de la República y nuestro Gobernador, este año se han invertido en Victoria 85 millones de pesos en obras de pavimentación».

Etienne destacó el impulso que Peña Nieto ha dado al país logrando concretar las reformas estructurales que México necesita, su liderazgo permitió concertar acuerdos para lograr las reformas Educativa, Energética, Hacendaria, Telecomunicaciones y Financiera, que brindan al país mayores oportunidades de desarrollo, dijo el alcalde victorense.

«Corresponde a los ciudadanos brindar el apoyo a nuestros líderes para seguir teniendo buenos gobiernos, y trabajar conjuntamente para mantenernos en la vía del progreso».

A nombre de los vecinos, la Sra. Guadalupe García Amaro, agradeció la pavimentación con concreto hidráulico que viene a transformar de manera positiva la vida de los vecinos del sector, «ahora nuestros hijos no se mancharán más sus zapatos con lodo», dijo la beneficiaría.

Se sumó al llamado del alcalde y afirmó que los habitantes del sector, testigos del trabajo conjunto de los gobiernos Federal, Estatal y Municipal, seguirán brindando el apoyo a sus autoridades y trabajando en unidad por el bien de Victoria.

La obra inaugurada consta de 1680 metros cuadrados de pavimento hidráulico, 388 metros lineales de cordones y la reposición de 16 tomas domiciliarias de agua y 21 descargas de drenaje.