Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El secretario de Salud, Norberto Treviño García Manzo, convocó a las instituciones que integran el sector, a unir esfuerzos, compartir estrategias exitosas y definir acciones para lograr que ninguna mujer tamaulipeca muera por complicaciones obstétricas (durante el embarazo y hasta 40 días después del parto), además de garantizarles atención universal, y servicios de planificación familiar.

Al sostener un encuentro de trabajo con los delegados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), José Manuel Assad Montelongo y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Enrique de la Garza Montoto, el funcionario estatal afirmó que la muerte materna es un tema que preocupa y ocupa al gobierno de Egidio Torre Cantú.

Refirió que la dependencia a su cargo ha intensificado las acciones desde el primer nivel de atención para garantizar que toda mujer embarazada que no cuente con ningún sistema de seguridad social, sea atendida en los Centros de Salud de forma oportuna.

Para ello, dijo, se mantiene un censo actualizado para la referencia oportuna de las embarazadas que tienen datos de riesgo en todos los centros de salud de las Jurisdicciones Sanitarias en el Estado; revisión del director o responsable de las notas médicas de embarazadas; seguimiento de embarazos enviados a segundo nivel considerados de riesgo mediante el sistema de referencia y contrarreferencia y visita a las embarazadas identificadas que no acuden a control prenatal.

Treviño García Manzo destacó que el Gobernador Egidio Torre Cantú ha instruido otorgar servicios equitativos a la mujer en edad productiva que incluya métodos de planificación familiar, atención calificada durante el embarazo y después del parto, atención obstétrica de emergencia cuando existan complicaciones que pongan en riesgo la vida de la madre y cero rechazo en las unidades de salud.

En su intervención el Delegado del IMSS, José Manuel Assad Montelongo, dijo que para hacer frente a esta situación, este Instituto monitoreo a las pacientes embarazadas por un censo de forma semanal; ofrece atención obstétrica prioritaria, fortalecimiento del TRIAGE (método clasificación de pacientes de acuerdo a la prioridad de atención) y atención integral código amarrillo y rojo por el ERI (Equipo de Respuesta Inmediata) operativo.

Por su parte, Enrique de la Garza Montoto, Delegado estatal del ISSSTE, explicó que además de atender recomendaciones de la Secretaría de Salud, la dependencia a su cargo utiliza una cartilla única de atención a la mujer  “CUIDAME”, referencia oportuna de embarazadas de alto riesgo, directivos comprometidos con enfoque de riesgo las 24 horas, todo el año y una estrecha coordinación con unidades hospitalarias de mayor capacidad resolutiva.

Los dos funcionarios acordaron mantener una estrecha colaboración con la Secretaría de Salud como cabeza del sector, sostener reuniones periódicas, compartir experiencias exitosas y mantener el control personalizado de cada una de las mujeres embarazadas que pertenezcan a su institución, a fin de reducir este grave problema de salud pública.

ejb