Por: Redacción

Ciudad Victoria, Tamps.- La Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) realizó el seminario “Obtención, Identificación y Evaluación de Metabolitos a partir de Extractos de Plantas y Fermentaciones de Microorganismos para el control de Fitopatógenos”, con el propósito de dar a conocer los esfuerzos que se hacen en esta materia para contribuir al control de bacterias en la agricultura.

En el evento desarrollado en el auditorio del Instituto de Ecología Aplicada (IEA) de la UAT, correspondió al investigador posdoctorante, Dr. Roberto Arredondo Valdés, exponer el trabajo científico que busca llevar los beneficios de la biotecnología al sector agronómico.

“Básicamente el área de especialización es en extractos vegetales para control o desarrollo de diferentes productos en el área agronómica. En trabajo del doctorado se desarrolló un bioproducto a base de extractos vegetales y metabolitos del género de bacillus subtilis como controles de crecimiento, y además se trabajó con tricodermas, hongos benéficos para el control de enfermedades”, explicó.

Dijo que se trabaja en el control de enfermedades bacterianas en el cultivo de tomate y que la finalidad es obtener nuevos procesos con ecología sustentable a partir de extractos de plantas para control de bacterias, “específicamente para bacterias de cultivo de tomate que llegan a causar grandes pérdidas económicas”, añadió.

“Esto es muy importante para México y es impactante debido a que México es el segundo país exportador más importante a nivel mundial y de esas exportaciones, el 80% del producto sale directamente a Estados Unidos”, indicó.

Explicó que la línea de investigación se denomina “Control de bacterias fitopatógenas de tomate a través de extractos etanolicos de moringa”, desarrollada por el Cuerpo Académico de Ecología Aplicada.

Y refirió que aunque en Tamaulipas el cultivo de tomate no es tan fuerte como en otros estados, hay otros productos como la naranja y el sorgo, que también son de importancia económica nacional.

“La idea de los bioproductos es usar el extracto de moringa para proveer nuevos procesos a la región. Principalmente ofertar nuevas habilidades ya sea para cultivo de naranja o sorgo, protecciones que le confieran a los procesos de bacterias y hongos, y ampliar al campo de virología”.

Destacó que con este posdoctorado, se pretende que el IEA pueda obtener nuevas líneas de investigación, en las cuales pueda transferir tecnología específicamente para un mejor desarrollo del área rural.

“Además tratar de erradicar el uso de productos químicos y promover el uso de productos alternativos, ya sea de extractos microbianos o de extractos de plantas, como en este caso a base de moringa”, puntualizó.

Finalmente, expuso que el uso de métodos alternativos de control de fitopatógenos es una tendencia mundial, que para el 2022, las empresas que trabajen agroquímicos, deberán adoptar.

“Con esto estamos buscando que la UAT se anexe a los esfuerzos para tratar de contrarrestar el efecto que pueden tener los agroquímicos o la resistencia que pueden presentar en algunas bacterias”, concluyó.