Especialistas de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), desarrollan nuevos métodos para frenar y erradicar al escarabajo de la colmena, parásito que desde hace años ha afectado al sector apícola en el país, reduciendo de manera importante también las poblaciones de abejas en la entidad.

El líder del Cuerpo Académico Ciencia Animal y Agronegocios de la Facultad de Medica Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UAT, Doctor César Arturo Hernández Barraza, refirió que el trabajo se enmarca en una de las líneas del grupo de especialistas para analizar y evaluar los factores estratégicos en la producción y salud animal.

Dijo que la intención del grupo académico es básicamente generar proyectos de investigación que ayuden al sector productivo y que le permitan a la universidad contribuir al desarrollo de las regiones.

“Este proyecto es especifico, tiene la intención de frenar un problema muy serio que se nos ha estado viniendo desde hace dos años a la fecha, y es un parásito externo a las abejas. Se denomina Aethina Tumida (Escarabajo de la Colmena), es un insecto que ha frenado mucho el desarrollo de la apicultura no solo en Tamaulipas, sino en 8 estados en la república, de hecho a nivel mundial hay muchos esfuerzos por controlar este problema”, indicó.

Refirió que en el tema, la UAT es punta de lanza en México, al ser de las primeras instituciones que están desarrollando nuevos métodos de control a través de sistemas trampeo o compuestos para tratar de mitigar el problema.

Subrayó que se trabaja intensamente para tratar de frenar la problemática en la entidad, y como parte del proyecto, las técnicas se siguen probando a nivel laboratorio y a nivel de campo.

“Somos pioneros en el desarrollo de estrategias, esperamos encontrar la solución ideal y estamos trabajando en un proyecto integral tratando de detener al parásito afuera de la colmena, en el suelo, que es donde la larva penetra la tierra y sale como escarabajo ya adulto”, apuntó.

“Entonces tratamos de controlarlo en la tierra, en la entrada de la colmena y dentro de la colmena, a esto se le llama estudios integrales, que tienen mejores resultados que los esfuerzos aislados”, añadió.

Puntualizó que a través de dichos esfuerzos se ha reducido la población de escarabajos de manera significativa, frenando poco a poco el insecto que encontró en Tamaulipas una zona idónea para su reproducción y desarrollo.

foto 2

foto 3