CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- El secretario de Salud de Tamaulipas, Norberto Treviño García Manzo giró instrucciones a los jefes de las 12 jurisdicciones sanitarias, al personal de vectores, de protección contra riesgos sanitarios  (COEPRIS) y responsables del programa para combatir el dengue, a mantener guardia permanente, intensificar las acciones de fumigación y redoblar actividades de eliminación de criaderos y educación para la salud entre la población.

Luego de las lluvias registradas en territorio estatal y en virtud de que las próximas semanas son, históricamente, las de mayor transmisión de la enfermedad, el gobierno que encabeza Egidio Torre Cantú inició el despliegue de brigadas y cuadrillas en aquellas localidades de 9 jurisdicciones sanitarias identificadas como de alto riesgo por humedad continua o que presentan índices entomológicos (insectos) altos.

El funcionario refirió que aún y cuando el plan de respuesta estatal contra el dengue es permanente durante el año por ser una enfermedad endémica, pidió a los jefes jurisdiccionales fortalecer la coordinación con los presidentes municipales, para promover la eliminación de criaderos, saneamiento básico y difundir medidas preventivas que permitan frenar la cadena de transmisión.

“El gobernador del estado nos ha instruido proteger a población con criterios de control, oportunidad y respuesta inmediata en la atención a riesgos e impactos a su salud” dijo.

Para cumplir con este objetivo instruyó llevar a cabo 10 acciones fundamentales que se implementarán con un enfoque de riesgo, deberán efectuarse de manera integral y se deberán informar a diario para llevar el control epidemiológico, prevenir brotes y evitar defunciones.

Estas acciones son: barrido al 100 por ciento de los casos probables; toma de muestra al 100 por ciento de los casos probables; activar la red de notificación diaria de casos; análisis diario de toda información pertinente; eliminación de criaderos en zonas de riesgo; intensificación de medidas preventivas; activación de los comités de salud; vigilancia sanitaria en giros de riesgo; atención de brotes y un plan de reconversión hospitalaria.

Luego de las lluvias registradas en los últimos días, Treviño Garcìa Manzo reveló que se contempla cubrir más de mil colonias con cerca de 83 camionetas fumigadoras que efectuarán los trabajos por la tarde-noche en los diferentes municipios y habrá de protegerse edificios y parques públicos a través de fumigación intradomiciliaria, albergues, escuelas en riesgo, edificios con servicios de salud de todo tipo y otros.

En la jurisdicción Mante, se trabajó en comunidades que resultaron afectadas como el fraccionamiento Jalisco y el Ejido Emiliano Zapata, se emitieron recomendaciones para prevenir y controlar infecciones respiratorias agudas y enfermedades diarreicas, mientras que por parte de la COEPRIS se entregaron 500 frascos de plata coloidal y el encalamiento de áreas afectadas en 30 manzanas.

En las jurisdicción de Tampico y Altamira, las áreas de epidemiología realizaron la búsqueda intencionada de casos de diarreas y febriles, con 2 visitas con intervalo de 7 días por los periodos de incubación de estas enfermedades. En vacunación, se aplicaron dosis de toxoide diftérico, hepatitis A, varicela, influenza en caso de ser necesario y se lleva a cabo la revisión de cartillas de vacunación para completar esquemas.

Se han fumigado localidades urbanas y rurales, con más de  28 manzanas y 200 viviendas aproximadamente por cada jurisdicción.

Finalmente informó que la dependencia a su cargo tiene la capacidad y suficientes insecticidas y larvicidas para realizar ciclos repetidos de fumigación en las áreas de riesgo, por lo que reiteró el llamado a la población a colaborar en esta campaña intensiva y permanente de control del mosco transmisor del dengue.

ejb