PATROCINADO POR: HOTEL PANORÁMICO

En el marco de la Conmemoración del Día Mundial de lucha contra el cáncer de mama, la alcaldesa de Reynosa, Maki Ortiz Domínguez dijo que en los esfuerzos contra este padecimiento, la diferencia entre la vida y la muerte es detectarlo a tiempo.

“Yo padecí cáncer en el 2004, pasé por tres cirugías, más de 45 radiaciones y quimioterapias, pero con el entusiasmo y el apoyo de mi familia superé las adversidades, cualquier mujer que esté pasando por esto tiene una ayuda, estamos aquí para ayudarle, puede salvar su vida, el tratamiento lo conseguimos gratuito, nosotros en el DIF apoyamos, no quiero que piensen que podemos perder una vida por un descuido, somos equipo de todas esas mujeres que se enfrentan y también somos equipo con la familia”, puntualizó.

Tras dialogar con personas que padecen de esa enfermedad e intercambiar impresiones, Maki Ortiz los exhortó a seguir adelante con sus vidas, además de motivarlos y ofrecerles su apoyo, por lo que aseguró que se estarán realizando exámenes gratuitos de exploración de mamas y mamografías, así como pláticas preventivas sobre el tema que ofrecerán en los Centros de Integración Familiar (Cedif) de la ciudad.

Ortiz Domínguez agregó que cada año se detectan 26 mil casos de cáncer de mama en el país y mueren 6 mil mujeres por no haber iniciado un tratamiento a tiempo.

“La clave está en detectarlo a tiempo, la diferencia entre la vida y la muerte en el cáncer es la detección, nos hace falta mucho auto explorarnos, a que las hijas se toquen y conozcan para cuando noten una bolita extraña inmediatamente llamen a su médico”, recalcó la alcaldesa.

Como testimonio de esta enfermedad, Maki Ortiz dijo que el ayuntamiento, la Secretaría de Salud y el Sistema para el desarrollo Integral de la familia se suman a las acciones para que las mujeres de Reynosa sepan que no están solas.

PANORAMICO222