Cuestionado acerca de la aprobación de la nueva Ley de Educación de Tamaulipas, el Secretario de Educación, Diódoro Guerra Rodríguez, destacó que este nuevo ordenamiento legal fue llevado a cabo en estricto apego a los principios de la reforma nacional con el fin de garantizar la educación de calidad con equidad para niños y jóvenes.

Guerra Rodríguez señaló que esta nueva Ley de aplicación para la entidad considera en sus apartados el servicio profesional docente y la evaluación del personal educativo como criterios básicos para impulsar la calidad y la transformación de la práctica docente.

Asimismo, destacó que “la ley considera, materializa y formaliza la participación de los padres de familia en el proceso educativo, a través de los consejos de participación escolar, participación que vendrá a fortalecer los principios de corresponsabilidad en educación”.

Por otro lado, el funcionario estatal comentó que un elemento de vanguardia de esta ley es que a través de la autonomía de gestión escolar y de la operación de los consejos técnicos escolares se fortalecen las políticas de equidad e igualdad en la educación.

Guerra Rodríguez, hizo hincapié en que esta ley plantea y defiende el apoyo público para la operación permanente de los servicios educativos, reiterando la prohibición del cobro de cuotas escolares.

Cuestionado sobre la reacción del magisterio en torno a la ley, el funcionario destacó que “en Tamaulipas hemos contado con el apoyo del magisterio para las acciones que impulsen una mejora educativa, en nuestra entidad docentes y personal administrativo; abrazo de manera positiva la reforma, pues con esta se reconocen y protegen sus derechos laborales creando, además, un sistema de crecimiento profesional basado en el mérito y en su propio esfuerzo”.

La aprobación de la Ley General de Educación de Tamaulipas se concretó el 5 de marzo, cumpliendo así en tiempo y forma la disposición del Congreso de la Unión al reformar la Ley General de Educación y crear la Ley del Servicio Profesional Docente.