Para establecer principios de igualdad y equidad en las comunidades indígenas con relación a los procesos electorales, el Congreso del Estado, aprobó por unanimidad la Minuta promovida por la Cámara de Senadores que reforma la Constitución Política de México, a fin de garantizar el derecho de los hombres y mujeres de votar y ser votados, mediante el fortalecimiento de los mecanismos de protección, acceso y ejercicio pleno, respecto a sus costumbres y tradiciones.

El Diputado Eduardo Hernández Chavarria, en el marco de la sesión de este jueves, dio lectura al Dictamen que contiene la Minuta Proyecto de Decreto por el que se reforma la fracción III, del Apartado A, del Artículo Segundo, de la Constitución Mexicana, destacando que las comunidades indígenas siempre han sido y serán trascendentales en la vida y desarrollo de cualquier sociedad, por lo que con la presente reforma se otorgará una armonización de la Constitución Política Federal con las convenciones y tratados internacionales en materia de derechos humanos de esos ciudadanos.

Se brindará el derecho de las mujeres y los hombres indígenas de participar en la elección de sus autoridades municipales regidas bajo el sistema de usos y costumbres o sistemas normativos internos y una mayor certeza jurídica en especial, a las comunidades indígenas que aún siguen siendo objeto de actos discriminatorios al momento de participar en la adopción de decisiones en sus comunidades, explicó el legislador.

Dijo que mediante esta acción legislativa, se incentiva la participación en condiciones equitativas de hombres y mujeres, es por ello que la defensa de los derechos humanos, el derecho a la no discriminación y la igualdad ante la ley de todos los ciudadanos,  son normas contenidas ampliamente, sin embargo, aseguró que corresponde a los legisladores adecuar y fortalecer las normas para que se preserven los derechos humanos y garantías que como mexicanos se deben gozar plenamente.

Por su parte, la Diputada Olga Patricia Sosa Ruíz, resaltó la importancia de esta reforma Constitucional, pues se garantiza que las prácticas comunitarias de usos y costumbres no limiten de forma alguna las derechos fundamentales de los y  las integrantes de los pueblos y comunidades indígenas y abundó que la preservación de sus sistemas normativos internos es primordial para la conservación de su identidad y al formar parte de sus usos y costumbres se encuentran protegidos en la ley suprema.

Expresó que garantizar los derechos de los grupos más vulnerables del País, es parte del compromiso que han asumido los representantes populares, ya que como Diputados tienen la convicción de trabajar en favor de ellos, velando siempre por ofrecerles un futuro con mayores oportunidades.