PATROCINADO POR: CACTU NIEVES

CD. VICTORIA, Tamaulipas.- El reforzamiento y construcción de drenes pluviales en la capital del Estado es un proyecto que se contempla dentro de un Plan Integral, que el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua está elaborando para Tamaulipas, señaló Jaime Felipe Cano Pérez, Director General de la Comisión Estatal del Agua.

“Tan solo en uno de los nuevos drenes que se proyectan, el gasto que se calcula es del orden de los 223 metros por segundo, agua que escurre de las faldas de la sierra y que ya no llegaría a causar afectaciones a la mancha urbana y que se canalizaría de manera adecuada hasta el arroyo San Felipe, al norte de la capital”, explicó Felipe Cano Pérez.

El Director General de la Comisión Estatal del Agua agregó que el Plan Integral, que deberá de quedar concluido antes de que termine la Administración Estatal y que representa uno de los planes de trabajo que deberá de contemplarse para los próximos años, sugerirá la necesidad de construir una serie de drenes y canales desde la falta de la sierra, que permitan un mejor manejo del agua pluvial.

“El actual dren denominado Rielero, localizado a un costado de la vía del ferrocarril y que es adyacente al Eje Vial, tiene una capacidad de desfogue para 40 metros por segundo, lo que es insuficiente para conducir con seguridad hasta 221 metros cúbicos que se han llegado a contabilizar en temporada de lluvias”, destacó el Director General de la Comisión Estatal del Agua.

Las obras pluviales que se prevén, entre las que destaca un nuevo dren en la parte poniente de la ciudad y la construcción de uno más sobre la calle Berriozabal, habrán de permitir un manejo seguro del agua que dejen las lluvias y una conducción hacia el arroyo San Felipe, al norte de la capital del estado.

El proyecto contempla además la prolongación del dren Rielero, hasta ese mismo afluente, con lo que también, se evitarán algunos problemas de en encharcamientos que se presentan en algunas zonas al norte de la capital, hasta donde ahora llega ese canal, comentó el funcionario.

“La problemática de encharcamientos que ahora se presentan en diferentes sectores de la ciudad se está atendiendo, la ejecución de este proyecto de drenaje pluvial, que se ha dividido en tres partes, contempla la habilitación de una serie de diques y canales, desde las cañadas de la sierra, hasta algunos sectores la capital, con lo cual se mejorará en el desfogue del agua que nos dejen las precipitaciones pluviales que se presentan”, insistió Felipe Cano Pérez.

Mediante esta importante estructura el Gobierno de Tamaulipas considera un nuevo canal paralelo al libramiento Emilio Portes Gil, construyendo un dique de control en el sector Calamaco y uno más en la calle Berriozabal, se podrá conducir el agua de lluvia hasta el arroyo San Felipe, y todo ello ayudará a disminuir de manera notoria los problemas de encharcamientos en diversos sectores de nuestra capital.
GOB1

GOB2

CACTU1