En el marco de la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, que pretende combatir los problemas que México enfrenta en materia de obesidad y sobrepeso. Como una herramienta moderna para abatir el impacto de la obesidad y de las enfermedades crónicas asociadas, en la población derechohabiente, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) puso en marcha el Programa de Cirugía Metabólica y Antidiabetes en el Hospital Regional “Dr. Valentín Gómez Farías”, de Zapopan, Jalisco.

 

Vidal Salvador Rivera Pérez, Jefe del Departamento de Cirugía General, responsable del programa, dijo que el procedimiento quirúrgico de mínima invasión, se realiza por laparoscopía, mejora la calidad y expectativa de vida de las personas con obesidad mórbida  y enfermedades metabólicas.

 

“Es un procedimiento quirúrgico que puede curar padecimientos como diabetes  tipo 2 e hipertensión y al hacer que el paciente pierda peso, mejoran sus problemas de rodillas, columna, digestivos y de depresión. En las mujeres mejora la fertilidad, el control hormonal, desaparece o disminuye el riesgo de algunos tipos de cáncer asociados a obesidad”, explicó.

 

Hace siete semanas dos pacientes, una mujer de 53 años que llegó a pesar 120 kilos y un hombre que pesaba 110, fueron los primeros beneficiados en este hospital, con el procedimiento quirúrgico bye pass gástrico.

 

Los resultados son alentadores: bajaron 10 kilos previos a la cirugía, posteriormente han bajado aproximadamente 11 kilos, ya no toman medicamentos para el control de la diabetes porque la cirugía permite que sus niveles de glucosa alcancen parámetros normales

Herlinda Mariscal Velázquez, de 53 años de edad, es uno de ellos. Llegó a pesar 120 kilos, tomaba 12 medicamentos para la hipertensión, la diabetes y complicaciones como insuficiencia venosa, problema de columna cervical, depresión y ansiedad.

 

A poco más de siete semanas de ser sometida a la cirugía antidiabetes cuenta su experiencia: “Doy gracias a mi institución por esta cirugía que realmente es maravillosa y por la atención personalizada y cercana que nos han dado la nutrióloga, el sicólogo y el cirujano.

 

“Ahora peso 97 kilos, estoy muy contenta, tengo mi glucómetro y me checo todos los días, mi páncreas está funcionando favorablemente, al día de hoy no soy diabética, no necesito medicamentos y no los estoy tomando. También era hipertensa, por las noches al dormir se elevaba muchísimo mi presión, despertaba muy cansada, y ahora he dejado por completo las medicinas; aquí me han enseñado a comer para vivir y no a vivir para comer”.

 

El cirujano Rivera Pérez refiere que “si estos pacientes no se hubieran operado, eran candidatos a tener, en el corto plazo, problemas graves en los riñones, las arterias, el hígado y tendrían alta probabilidad de caer en la improductividad laboral, debido al alto riesgo de discapacidad por complicaciones”.

 

Para iniciar este programa de Cirugía Metabólica y Antidiabetes, se ofreció un curso-taller impartido por Narciso León Quintero y Miguel Arcángel Orozco González, directivos del Hospital San Javier y pioneros en estas técnicas en la región Occidente de México. Participaron 95 cirujanos de instituciones del sector Salud y 19 del Hospital sede.

 

El propósito fue darles un panorama general de los avances los métodos para el tratamiento de diabetes, hipertensión y obesidad; conocer sus indicaciones y presenciar en video las cirugías en vivo, guiadas por expertos en la materia.

 

Esta intervención consiste en hacer un estómago más pequeño y puentear una parte del intestino para que el alimento no pase por esa zona. “Está demostrado que si no pasa alimento en esa área se disparan mecanismos hormonales para sentir menos hambre, mejorar la producción y la calidad de insulina y su capacidad de metabolizar el azúcar”, explicó el Jefe de Cirugía General.

 

 

La atención a los pacientes en este servicio es integral y multidisciplinaria. Opera a través de un Comité Colegiado en el que participan nutriólogos, endocrinólogos, cirujanos y sicólogos, quienes estudian al paciente en todas estas áreas, lo someten a un régimen especial para cambiar de hábitos alimentarios y estilo de vida y así bajar de peso previamente a la cirugía. Después de la intervención se le da seguimiento a largo plazo para garantizar los efectos curativos.

 

Por el momento, el programa quirúrgico en el Hospital Regional “Dr. Valentín Gómez Farías”, ha incorporado al protocolo a 80 pacientes candidatos a la cirugía, las cuales realizará de 1 a 2 procedimientos por semana. Para ello cuenta con tres cirujanos laparoscopistas capacitados en estas técnicas y trabaja en la formación de tres expertos más.