Nuevo Laredo, Tamaulipas.- El Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruíz Esparza y  gobernador Egidio Torre Cantú, presentaron juntos el esquema para la entrega de 120 mil televisores de prueba piloto para la transición a la televisión  digital terrestre (TDT) para la frontera de Tamaulipas, cuya finalidad es contribuir al desarrollo social, lograr la igualdad de oportunidades entre la población, especialmente la de escasos recursos, así como favorecer el acceso a la Sociedad de la Información y el Conocimiento.

La conversión tecnológica mediante la entrega de televisores digitales genera ahorros de más del 60% en el consumo de energía eléctrica, tanto para los usuarios finales como para el Gobierno Federal. La energía ahorrada representa 1.3 veces la que se economiza en el horario de verano y la política de sustitución de televisores analógicos por televisores digitales llega a generar ahorros de más de $30,000 millones de pesos en un horizonte de 10 años.

“Este es un gran día para los tamaulipecos y para los mexicanos, nos distingue que sea aquí, en Tamaulipas donde se inicie el programa de trabajo para la transición de México a la televisión digital terrestre y esta es una acción más del gobierno federal que refleja la voluntad humanista y solidaria del Presidente de la república, Enrique Peña Nieto, para mejorar las condiciones de vida de todos los mexicanos”, señaló el gobernador.

Torre Cantú precisó que con sus acciones, el presidente de la República está cambiando el rostro de Tamaulipas y le está dando un impulso renovado a nuestro estado, de tal forma que la puesta en marcha en esta entidad se va a implementar en una primera etapa en los diez municipios de la frontera, así como en san Fernando y en Méndez, para posteriormente ser instrumentado en el resto del estado.

Lo anterior, luego de encabezar una reunión de trabajo y una conferencia de prensa, en la que se expuso que el objetivo de este programa es incrementar la penetración de la TDT en los hogares del país, y para ello, se prevé que hasta 13.8 millones de hogares de escasos recursos en el país resulten beneficiados mediante la entrega de televisores.

Cabe destacar que el padrón de hogares beneficiarios es proporcionado por la Sedesol, el cual considera los hogares beneficiarios de diversos programas: Desarrollo Humano Oportunidades, Apoyo Alimentario, Estancias Infantiles, Adultos Mayores, Abasto Social de Leche, Desarrollo de Zonas Prioritarias, Empleo Temporal, Jornaleros Agrícolas, Opciones Productivas y Fonart .

El Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza señaló que el Programa para la Transición a la Televisión Digital Terrestre es de beneficio social y no tiene costo para las familias registradas en el padrón de Sedesol, subrayándose que entre otras ventajas obtendrán una mayor calidad de imagen y sonido, servicio de televisión abierta de mayor calidad sin costo y una mayor diversidad de contenidos y servicios, asegurándose además un uso óptimo del espectro para la prestación de servicios de banda ancha al liberarse la banda de 700 MHz.

De igual forma, las familias beneficiadas tendrán la posibilidad de interactuar para “participar” y disfrutar más de los programas.

Asimismo, la transición a la TDT también considera un efecto para el medio ambiente, dado que con el ahorro en el consumo de energía mencionado, se evitará la emisión de gases de efecto invernadero equivalente a lo que producen 324 mil autos en un año.

La política de transición a la TDT plasmada en el programa ha tomado en cuenta la experiencia de la extinta Cofetel en el proyecto piloto de Tijuana y ha perfeccionado los mecanismos para la ejecución de esta transición. Por ejemplo, en el programa se consideran la entrega de televisores en todas las localidades comprendidas en las huellas de cobertura de la señal analógica y no solo en las ciudades principales, a fin de que no sucedan los acontecimientos presentados en ciudades como Rosarito.

De continuar con el mecanismo de entrega de decodificadores, se aumentaría en 9% el consumo actual de energía eléctrica de los hogares, lo que traducido a términos monetarios, aumentaría el gasto total de las familias en 227 millones de pesos y para el Gobierno Federal se incrementaría en 454 millones los subsidios a la tarifa de energía eléctrica y dado que México es uno de los principales productores de televisores digitales en el mundo, un proyecto como este contribuye a la generación de empleos e impulso a la cadena productiva en el país.

Durante el evento, se indicó también que considerando el impacto ambiental de las televisiones analógicas que podrían ser desechadas por los usuarios se trabajará junto con la Semarnat en un plan de manejo de residuos sólidos que impedirá que esto se convierta en un problema.

El programa de trabajo considera la participación de las secretarías de Hacienda y Crédito Público, Economía, Desarrollo Social, Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como del Instituto Federal de Telecomunicaciones y eventualmente, se trabajará con otros organismos e instituciones en programas de descuentos en la adquisición de televisores digitales para ayudar a la penetración digital.

ejb