Con una reserva estratégica de casi medio millón de vacunas contra influenza, además de insumos y medicamentos suficientes para cada unidad del sistema estatal de salud, el gobierno de Egidio Torre Cantú inició el programa Temporada Invernal y activó las acciones de vigilancia epidemiológica y medidas preventivas para hacer frente a las Infecciones Respiratorias Agudas (IRAS) y sus complicaciones, principalmente las neumonías.

Norberto Treviño García Manzo, secretario de Salud señaló que los virus de influenza circulan ampliamente cada año desde finales del otoño hasta principios de primavera y la mayoría de las personas que se infectan se recuperan sin secuelas, sin embargo existen grupos de riesgo como mayores de 65 y menores de 2 años de edad, mujeres embarazadas y personas con algún tipo de enfermedades crónicas no transmisibles.

Mencionó que las 12 Jurisdicciones  Sanitarias del estado cuentan con brigadas de vacunación, son 130 personas debidamente capacitadas que forman parte de la Secretaría. Destacó que la meta es que la población tenga acceso a esta vacuna.

El funcionario reveló que los objetivos para esta temporada invernal son vacunar al 100 por ciento de niños de 6 a 59 meses de vida y mayores de 60 años; vacunar al 100 por ciento de la población de riesgo (embarazadas, personas con VIH, diabetes, cardiópatas, obesos, asmáticos y personal de salud).

La influenza estacional es una enfermedad respiratoria aguda y recurrente que se presenta durante el invierno, la mayoría de los casos se recuperan en 3 a 7 días, pero en los grupos de riesgo puede presentar complicaciones graves como la neumonía. Los signos de alarma son: fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular intenso, cansancio, tos seca, dolor de garganta y congestión nasal principalmente. Al identificarlos es vital acudir a su unidad de salud y no automedicarse.