Luego de las lluvias generadas por el huracán Ingrid, la Secretaría de Salud de Tamaulipas inició una nueva supervisión por hospitales y Centros de Salud para fortalecer las acciones preventivas que frenen la cadena de trasmisión del dengue y eviten la aparición de casos de cólera.

Norberto Treviño García Manzo, secretario de Salud, visitó los hospitales General, Civil e Infantil, así como los 14 centros de salud de Ciudad Victoria y giró instrucciones a los 12 jefes jurisdiccionales para verificar que todas las unidades médicas continúen otorgando atención de calidad en los 33 municipios con declaratoria de emergencia.

Explicó que el operativo emergente desplegado por el impacto del meteoro tiene muchos componentes y el inmediato ha sido el de brindar atención médica dentro de los albergues, otro de ellos es el de visitar localidades casa por casa. Para esta semana se visitarán localidades del centro del estado como El Barretal, El Tablero, Campo Amor, Ramada, 5 de Mayo, 6 de Abril, entre otras.

Informó que desde el inicio de las acciones de salud se han efectuado 6 mil 407 consultas e indicó que se está fortaleciendo la vigilancia epidemiológica, con la detección de pacientes que tengan diarrea, a los cuales se les está tomando muestras para diagnóstico de cólera.

A este respecto, Treviño García Manzo dio a conocer que Tamaulipas será sede de una reunión regional para establecer una estrategia integral de prevención y control del cólera, el próximo miércoles 2 de octubre en el municipio de Madero, bajo la dirección del Centro Nacional de Prevención y Control de Enfermedades (CENAPRECE) de la Secretaría Federal de Salud.

Finalmente, el funcionario refirió que las actividades de muestreo y análisis se realizan prioritariamente en los alimentos que provienen del mar, ya que son los que ponen con más frecuencia en riesgo la salud de la población; mientras que las medidas preventivas se centran en el lavado correcto y constante de manos y de ser posible la aplicación de alcohol en gel, no ingerir agua directa de la red; cocer o freír bien los alimentos, lavar frutas y verduras y no comer en la calle, principalmente.