El secretario de Salud de Tamaulipas, Norberto Treviño García Manzo, hizo un llamado a los tamaulipecos a despejar sus techos y patios de cacharros u objetos inservibles que acumularon agua de lluvia, voltear aquellos que no se utilicen y tapar los recipientes que utilizan para almacenar agua para uso humano, a fin de evitar la propagación del dengue.

El funcionario dio a conocer que luego del paso de la tormenta tropical Ingrid por territorio tamaulipeco, el gobierno de Egidio Torre Cantú intensificará las acciones preventivas contra el dengue como fumigación intra y extra domiciliaria, abatización y promoverá de forma particular la participación de la ciudadanía.

Expuso que una de las características de los huracanes y tormentas tropicales, es que elimina al zancudo adulto de forma temporal, por un periodo de hasta 7 días; sin embargo, el agua acumulada en los domicilio que no es tratada adecuadamente con abate, puede convertirse en criaderos potenciales del Aedes aegipty, zancudo trasmisor.

Treviño García Manzo detalló que para evitar la propagación del vector se iniciarán nuevos ciclos de fumigación, control larvario, rociado residual, eliminación de criaderos, capacitación sobre riesgos y atención oportuna al personal de salud.

Recordó que el dengue es una enfermedad endémica en Tamaulipas; sin embargo las acciones preventivas pueden evitar epidemias como las registradas en 1998 (6,609 casos con 7 defunciones) o en el 2005 (6,901 casos con 23 defunciones).

De enero a la fecha se han registrado 3 mil 714 casos de la enfermedad en nuestro estado, de los cuales, 2,985 son del tipo clásico, 726 hemorrágicos y 3 defunciones.

Finalmente, el titular de la Secretaría de Salud expresó que con estas acciones aunadas a las que se efectúan en las diferentes escuelas del estado, se contribuirá a frenar la cadena de trasmisión del dengue; sin embargo reiteró la importancia de la participación social para un control efectivo.