Cientos de personas acudieron al recién remodelado Paseo Pedro José Méndez de esta capital, para celebrar convocados por la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), el Día del Investigador, cuyo platillo fuerte fue la presentación de la Doctora Julieta Fierro Gossman, investigadora del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En forma lúdica, la reconocida investigadora y científica mexicana mantuvo cautivado al público de todas las edades reunidos para escucharla en la Concha Acústica, desde donde fueron llamados por la expositora para participar en los distintos juegos que organizó para explicar la ciencia.

La primera mujer cuya actividad se desarrolla en el ámbito de las ciencias que ha sido nombrada miembro de número en la Academia Mexicana de la Lengua y de hecho, la quinta mujer con esta distinción en toda la historia de la academia, Julieta Fierro, que se ha destacado por saber llevar a las mayorías el enigma y el encanto de una de las ciencias más fascinantes en el entramado del conocimiento humano: la astronomía, atendió la convocatoria del Rector Enrique Etienne Pérez del Río para participar en el Día del Investigador y darle así un fuerte impulso a la difusión de las tareas científicas de los universitarios.

En entrevista, la científica de la UNAM expresó: “sacaba siempre 10 en matemáticas, así que yo nunca dudé que iba a ser científica. En mi casa había libros de ciencia y me encantaba, aunque no los podía leer, los hojeaba al principio y después sí los leía y mi papá nos platicaba muy sabroso de ciencia, pienso que esos tres factores fueron los que me llevaron a la ciencia”.

Después añade: Pensé en estudiar matemáticas, pero por sugerencia de mi hermana mayor, elegí algo más aplicado, entré a física. Ya estando en la Facultad vi un letrero que decía carrera de astrónomo y pensé: ¡eso debe ser maravilloso! llevé las materias optativas de astronomía con maestros muy buenos, como Manuel Peimbert y cuando a uno le gusta algo… pues ya se sigue con ello.

Explica también cómo desarrolló el talento para la divulgación, un terreno que dice, era un espacio fértil por cultivar en México: “aunque tenemos excelentes cualidades para hacerla porque hay muy buenos artistas plásticos y mucho de la divulgación tiene que ver con lo lúdico; había pocos libros escritos sobre divulgación y revistas; es un espacio maravilloso para poder desarrollarse y supe que en eso podría ser muy buena; es rico ser bueno en lo que uno hace”, comentó.

Por otro lado, destaca la manera en que los niños responden con interés a la divulgación de la ciencia: “si uno sabe cómo platicárselas sabroso, yo veo que a los niños les encanta, a mayor variedad de formas de hacer divulgación de la ciencia, es más fácil que lleguemos a un sector más amplio de la población. Hay niños que son introspectivos, otros muy alegres, a algunos les gusta manipular cosas, a otros les gusta más pensar, a otros leer y a otros jugar; si ofrecemos artículos de divulgación variados, les vamos a llegar”.

La doctora Fierro Gossman sostiene que en México no tenemos los lectores que quisiéramos tener, “eso quiere decir que algo nos está fallando, no sé qué sea porque a los lectores nos encanta leer y no entendemos por qué a los demás no. Creo que tenemos que trabajar todos juntos para que haya más lectores, porque pienso que de esta manera seremos un país más rico; tendremos una sociedad más justa y más satisfecha”, asentó.

Cabe mencionar que parte del juego en la exposición de la investigadora de la UNAM, la tarde del domingo, fue entregar pequeños obsequios a los participantes (una taza, un chocolate, un destapador, un globo) con lo cual mantuvo atento a un público ávido de conocer las leyes elementales de la física con una profesora de lujo como es la investigadora de la UNAM.

 

foto 3 conferencia julieta fierro

foto 2 conferencia julieta fierro