Para evitar que resurjan enfermedades como el cólera y otras que pongan en riesgo la salud de los tamaulipecos, principalmente aquellos que habitan en los 33 municipios con declaratoria de emergencia por el paso del huracán Ingrid, el gobierno de Egidio Torre Cantú mantendrá las brigadas médico-epidemiológicas durante el tiempo que sea necesario, aseguró el secretario de Salud, Norberto Treviño García Manzo.

Luego de confirmarse 8 casos de cólera en el estado de Hidalgo, el gobierno de Egidio Torre Cantú instruyó mantener estrictos operativos de control y vigilancia, principalmente para que la población no consuma agua de la red, sino que sea embotellada o en su caso, hervida y clorada.

Treviño García Manzo reiteró la importancia de lavarse las manos con agua y jabón o utilizar desinfectante como alcohol en gel, antes de comer, de preparar alimentos, después de ir al baño, y al cambiar pañales; todas son medidas precautorias fundamentales.

Es muy necesario consumir alimentos bien cocidos o fritos, evitar consumir alimentos crudos o en la calle, especialmente pescados, mariscos y ensaladas; es preciso desinfectar frutas y verduras, colocándolos en un recipiente con agua y cloro por 5 minutos e inclusive se deben cepillar aquellos alimentos que son tubérculos.

Refirió que en los albergues establecidos y Centros de Salud, se seguirá suministrando agua potable embotellada a los habitantes de las comunidades afectadas por el meteoro, hasta que concluya la contingencia.

Las personas que se encuentren en sus hogares pueden potabilizar el agua de la red hirviéndola de 5 a 10 minutos y, además se deben aplicar 2 gotas de plata coloidal por litro de agua al momento de enfriarse. Este producto se distribuye de manera gratuita en los Centros de Salud y tiene el poder para matar agentes patógenos o bacterias.

En caso de almacenar agua en cubetas u otros recipientes, agregar una cucharadita de cloro por cada 20 litros de agua; agregar a los tinacos un cuarto (1/4) de taza de cloro para desinfectar el agua.