Como parte de las medidas preventivas iniciadas para prevenir el cólera en territorio tamaulipeco y en especial en los 33 municipios que resultaron más afectados por la tormenta tropical Ingrid, las brigadas médico-epidemiológicas de la Secretaría de Salud han monitoreado a 627 pacientes diarreicos, cuyas muestras han sido negativas a esta enfermedad.

Así lo dio a conocer el secretario de Salud del estado, Norberto Treviño García Manzo, quien reiteró que en Tamaulipas no existen casos de cólera desde hace 14 años; sin embargo desde la alerta emitida por la Federación ante la aparición de la enfermedad en el estado de Hidalgo, la dependencia a su cargo ha intensificado las acciones de prevención y promoción de la salud.

El funcionario detalló que de las 8 mil 363 consultas otorgadas desde el inicio de la contingencia originada por el fenómeno hidrometeorológico, que desde luego incrementa el riesgo, sólo el 8.5 por ciento corresponde a enfermedades diarreicas, y en su mayoría corresponden a gastroenteritis infecciosa o parasitaria.

Dijo que por instrucciones del Gobernador Egidio Torre Cantú las 60 brigadas integradas por casi mil 200 personas entre médicos, enfermeras, paramédicos, epidemiólogos y verificadores, continuarán brindando atención en localidades afectadas y albergues mediante unidades móviles y centros de salud.

Treviño García Manzo añadió que en estas localidades se han distribuido 3 mil 440 frascos de plata coloidal, 86 de hipoclorito de calcio, media tonelada de cal, la cloración de más de mil 635 depósitos de agua, 831 determinaciones de cloro residual en pipas y tuberías de agua potable, encalamiento de mil 826 focos potencialmente infecciosos, 60 pláticas sobre manejo de alimentos y 110 muestreos de agua y alimentos.

Insistió y conminó a la población a sólo ingerir agua potable, embotellada, hervida o clorada; no consumir alimentos crudos en la vía pública, especialmente pescados, mariscos y ensaladas; lavarse las manos frecuente y correctamente con agua y jabón, antes de comer, preparar alimentos, después de comer o cambiar pañales, así como acudir a su centro de salud ante cualquier síntoma de náusea, diarrea o vómito.

Para las personas que almacenen agua en cubetas u otros recipientes, recomendó agregar una cucharadita de cloro por cada 20 litros de agua; y para desinfectar el agua de los tinacos, un cuarto (1/4) de taza de cloro.