Además de las acreditaciones externas que avalan la calidad de los programas educativos, la Universidad Autónoma de Tamaulipas impulsa la certificación del proceso enseñanza-aprendizaje con la Norma ISO 9001-2008 sustentada en estándares internacionales.

Al respecto, el Rector José Ma. Leal Gutiérrez reafirmó el compromiso de la UAT por elevar los estándares de calidad de la educación que ofrece la máxima casa de estudios del estado, fortaleciendo las evaluaciones y acreditaciones de organismos externos con la implementación de sistemas de gestión de calidad en todos los procesos que corresponden a la enseñanza-aprendizaje.

“De los 25 planteles universitarios, cerraremos el 2013 con 24 escuelas certificadas en la Norma Internacional ISO, con validez en Latinoamérica y Europa”, refirió el Rector.

“La meta es que nuestra Universidad alcance el máximo estándar de calidad”, subrayó José Ma. Leal, señalando que estas certificaciones se suman a los logros alcanzados como tener más del 90 % de la matrícula de licenciatura en programas evaluados y reconocidos por su calidad ante la Secretaría de Educación Pública, así como en procesos de acreditación por organismos nacionales.

Por otro lado, el Secretario Administrativo de la UAT, Marco Antonio Delgado Barrios, apuntó que en base al Plan Estratégico de Desarrollo Institucional del Rector José Ma. Leal, se trabaja con las dependencias universitarias mejorando continuamente la eficacia y eficiencia en todas las áreas de la administración central y los planteles.

Destacó que el proceso enseñanza-aprendizaje es lo sustantivo de la Universidad y de ahí la importancia que tiene certificar las habilidades del profesor, su capacitación, su asistencia y puntualidad; pero también las bibliotecas, las tutorías, el seguimiento de egresados, el servicio social, entre otras de alrededor de treinta áreas diferentes que forman parte de este proceso.

Apuntó que mediante el sistema de gestión de la calidad, hoy están certificadas también el 90 % de las oficinas dependientes de la Rectoría, generándose una cultura de la calidad en la que todos los procesos se interrelacionen y comparten indicadores.

Concluyó que, tener esta certificación, permite a la UAT una mejora continua de los diferentes servicios que ofrece sobre todo a sus estudiantes y profesores en las dependencias de la Rectoría y sus planteles educativos.

Cabe agregar que las normas ISO (Organización Internacional para la Estandarización por sus siglas en inglés) están dirigidas a la comprobación de los requisitos físicos y de los procesos de funcionamiento que operan las empresas e instituciones.