Al afirmar que el Gobierno Federal y Estatal, realizan un esfuerzo coordinado que garantiza la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos, así como para prevenir y castigar acciones ilícitas, el Diputado Ramiro Ramos Salinas, confió que el próximo 5 de junio se llevarán a cabo en Tamaulipas  unas elecciones en orden y en paz.
Lo anterior, agregó, se registrará porque por parte de las diferentes instancias de Gobierno se otorgan las garantías y condiciones para que así se desarrollen y el ciudadano manifieste su derecho constitucional de votar.
El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Tamaulipas, señaló que la sociedad podrá expresar libremente su voluntad en las urnas y confió que la decisión que tome será respetada, toda vez que quienes integran la institución electoral en Tamaulipas es gente profesional y que cumple con los requisitos exigidos por la ley Electoral.
“En los últimos procesos electorales y en las elecciones no se registraron problemas, se instalaron  todas las casillas y los representantes de los partidos, estamos seguros que de esta forma se efectuará la elección del 5 de junio”, expresó Ramos Salinas, al resaltar que se está haciendo lo necesario para que se desarrolle un proceso electoral ordenado, en paz y dentro del marco de la Ley.
Manifestó que los actos delictivos no influirán en evitar que el ciudadano acuda a cumplir con su derecho a votar, porque el Gobierno cuenta con la capacidad para actuar y proteger a la población.
Ramos Salinas, señaló que los diputados tienen la oportunidad de participar en eventos políticos, a los cuales exhortó que lo conveniente es que en el Congreso se siga trabajando en temas inherentes al trabajo del Estado, de los municipios y de la agenda legislativa que atienda las demandas de la gente.
Reiteró la responsabilidad, compromiso y determinación de los Diputados de las distintas fuerzas políticas de seguir trabajando en coordinación y respeto con las autoridades de los tres niveles de gobierno, para fortalecer las acciones en materia de seguridad y procuración e impartición de justicia, a fin de establecer más estrategias que impulsen mayor desarrollo del Estado y mejores condiciones de vida de los ciudadanos.