CIUDAD VICTORIA.-“Hoy la nueva Policía Estatal cuenta con esquemas de inteligencia, equipamiento con tecnología de punta, permanente capacitación y controles de confianza entre otros, es el objetivo que busca el Gobernador Egidio Torre Cantú en los elementos que la integran y en la que contamos con el respaldo del Presidente Enrique Peña Nieto”, señaló el Secretario de Seguridad Pública en la entidad, Arturo Gutiérrez García.

En el marco de la ceremonia realizada en la explanada del Complejo de Seguridad Pública, el funcionario estatal, despidió al primer contingente de este año, integrado por 250 elementos que viajan Centro Especializado en Capacitación y Adiestramiento del campo militar de Mazaquiahuac, Tlaxcala.

Indicó que en el 2014 hubo 3 escalones (contingentes), con igual número de personas con lo que suman mil policías estatales que asisten a este lugar.

“Esta capacitación responde a las actuales necesidades que presenta nuestro estado, llegan con una nueva actitud, se ponen la camiseta, son reconocidos por la Secretaría de la Defensa Nacional, van con buena disposición y motivados”.

Ellos son los héroes que Tamaulipas necesita

Doña Martha ve a su hijo subir al autobús cargando una mochila y distinguiéndose por lo impecable de su uniforme negro, “siempre soñó con ser policía, estamos orgullosos de él y todos sus compañeros, ellos son los héroes que Tamaulipas necesita”.

Familiares, amigos y vecinos despidieron este domingo a temprana hora al grupo de policías alistados para reforzar su instrucción, y que al regresar la extenderán en la Universidad de Seguridad y Justicia de Tamaulipas.

Estar al cien

Isaura abraza fuertemente a su esposo y a sus hijos, ella forma parte del grupo que va a Tlaxcala y cuenta que es un reto más en su carrera policial para “estar al cien” y actuar mejor ante situaciones que ponga en riesgo al ciudadano.

Señala que laborar en este medio le ha permitido mejorar económicamente en bien de su familia y que aunque no tiene suficiente tiempo para compartir con sus seres queridos, “es una felicidad y sacrificio” pero que con el ejemplo de la unión familiar de todos sus compañeros, “demostramos a la gente que mientras exista esta unidad, todo parte de ahí para generar confianza”.

“Mi hermano tiene turno de noche, la gente duerme tranquila, saben que él vela su sueño en su rondín por las calles, auxiliando a quien lo llame sin importar los riesgos latentes” expresa Martina quien confiesa que la profesión demanda mucho valor, pero le ayuda mucho la profesionalización que ha tenido como policía estatal.